INTER17-F2-HONG KONG- AFP

 

AFP /Bolivia – Edición impresa

Decenas de manifestantes que ocupan desde el domingo la Universidad Politécnica (PolyU) de Hong Kong seguían atrincherados, ajenos a las llamadas a rendirse, y a pesar de las amenazas de intervención cada vez más explícitas.

El bloqueo de esta universidad es la confrontación más larga y violenta con la Policía desde que en junio empezaron las protestas prodemocracia en la excolonia británica.

Al caer la noche, numerosos estudiantes seguían en el interior del campus, situado en la península de Kowloon, donde temen ser detenidos por la Policía.

Muchos usaban coberturas de emergencia para protegerse del frío.

Algunos de los manifestantes lograron el lunes salir del campus deslizándose con cuerdas por una pasarela y huyendo luego en moto.

La Alta Comisionada de la ONU de derechos humanos instó ayer a las autoridades de Hong Kong a buscar una “solución pacífica” en el asedio a la PolyU.

El destino de los atrincherados en PolyU suscita una ola de emoción dentro del movimiento, principalmente juvenil, prodemocracia en Hong Kong, la excolonia británica que vive su peor crisis política desde que volvió en 1997 a estar bajo soberanía china.