Personal de un laboratorio procesa una prueba para COVID-19.

 

Gabriela Ramos / Bolivia Digital

El Protocolo para el Diagnóstico de Laboratorio, en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19 (coronavirus), establece que las pruebas válidas en territorio nacional para detectar la enfermedad son las que usan la técnica de Biología Molecular (PCR-TR) “por su capacidad diagnóstica, niveles de especificidad y sensibilidad”.

Dicho protocolo también valida las pruebas rápidas GeneXpert, que son una variedad de pruebas rápidas bajo la técnica molecular, cuya fiabilidad es alta, pues el laboratorista realiza lo mínimo indispensable en el procesamiento de las muestras.

El documento, elaborado por el Ministerio de Salud, define los lineamientos para el diagnóstico en el Sistema Nacional de Salud y establece los pasos a seguir para el diagnóstico, los métodos avalados y los establecimientos que forman parte de la red laboratorial autorizada para procesar las muestras de COVID-19.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de ensayos moleculares basados en la reacción en cadena de la polimerasa, como herramienta ‘Gold Standart’ para el diagnóstico del coronavirus”.

El protocolo señala que test rápidos como los que se realizan con la técnica inmunocromátográfica o detección con oro coloidal, además de aquellos del tipo ELISA, que detectan anticuerpos IgG/IgM, no fueron validados, ya que tienen sensibilidad baja y pueden confundir el coronavirus con otras variedades del virus.

 

¿Cómo funciona una prueba PCR-TR?

Este tipo de pruebas se basa en el reconocimiento de dos características genéticas del virus: el gen E y el RdRP.

El protocolo recomienda la realización de dos pruebas para confirmar la presencia de cada una de estas características genéticas, pero habida cuenta de que el virus está en circulación en el país, el diagnóstico se puede efectuar identificando solo uno de los dos caracteres.

La técnica PCR – RT es muy específica en el diagnóstico y los kits de detección son de fácil acceso, aunque requiere de personal especializado para procesar las muestras. Sin embargo, requiere entre dos a cinco horas para obtener los resultados.

 

Pruebas rápidas moleculares

Para su realización se usan los equipos GeneXpert, que son automatizados y eficientes a la hora de identificar ácidos nucleicos propios del coronavirus.

Entre las ventajas de este método se tiene que un laboratorista no precisa más de un minuto para manipular la prueba.

El GeneXpert puede procesar varias pruebas al mismo tiempo, proceso en el que tarda desde 45 minutos y no genera residuos.