Infografía: Horacio Copa.

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El Viceministerio de Seguridad Ciudadana elaboró un protocolo de ocho puntos que los restaurantes deben cumplir para reabrir sus negocios y atender pedidos por delivery, entre los que se cuenta la obligatoriedad para que los empleados de estos recintos se laven las manos al menos cada media hora, como medida ante la pandemia de coronavirus (COVID-19).

“Para garantizar la seguridad y salubridad en el restaurante, todo el personal, responsables y trabajadores del restaurante deben lavarse las manos cada 30 minutos, cumpliendo y haciendo cumplir de manera rigurosa el siguiente procedimiento”, señala el documento.

Esta medida también se replica para la limpieza de superficies y utensilios usados para la preparación de alimentos, pues el protocolo establece que sean higienizados cada 30 minutos.

Debido a la cuarentena total dispuesta por el Gobierno, los restaurantes en todo el país suspendieron su atención al público y llevan un mes sin actividades. Esta medida se adoptó para contener el brote de coronavirus en el país.

Este medio conoció el protocolo hoy, y evidenció que consta de ocho puntos, que detallan entre otros aspectos las medidas de bioseguridad que el personal debe cumplir al momento de ingresar a trabajar, además que la temperatura de cada uno debe ser controlada.

También especifica la forma en que cada dependiente de estos locales debe lavarse las manos y que es necesario el uso de cepillos para uñas, además de la complementación del aseo con alcohol en gel.

Este protocolo fue elaborado para garantizar las medidas de seguridad y salubridad de la población y para garantizar el funcionamiento de estos negocios de manera adecuada. Por ejemplo dispone que todo el personal use

Ayer el presidente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz, Fernando Medina, informó a Unitel que lograron obtener autorizaciones gubernamentales para 60 negocios de comida, sólo en esa capital, para la atención sólo en delivery (entrega a domicilio), de lunes a viernes en el horario de siete de la mañana a doce del mediodía.

Medina ponderó la autorización otorgada por el Gobierno, y expresó su deseo de que este sea un paso para ir normalizando algunas actividades económicas. Indicó que los restaurantes con permisos de funcionamiento irán abriendo paulatinamente, pero representan sólo el dos por ciento del total de negocios que operan en la capital cruceña, por lo que expresó su deseo de que las autorizaciones se amplíen para más locales.

Contacto mínimo para el delivery

El protocolo también pensó en la seguridad de las personas que se ocupan de trasladar los pedidos de comida pues establece que estas personas usen barbijos y guantes, tengan alcohol en gel a disposición, además que tengan un envase especial para colocar los billetes y monedas que recibe por el pago de los alimentos que traslada.

También se pide a los restaurantes enviar los alimentos en envases desechables o bolsas de papel, que estén aseguradas con un adhesivo o sticker para garantizar que el producto llegue al consumidor en las mismas condiciones en que salió de los locales de comida.

Finalmente, en caso de que se detecte algún empleado con coronavirus, el restaurante debe cerrar inmediatamente, notificar el caso al call center (800-10-1104 y 800-10-1106), establecer en detalle la cantidad de personas que estuvieron en contacto con el infectado, realizar una desinfección profunda en el local y cuidar que para la reapertura los trabajadores no hayan tenido contacto con el enfermo.