El exministro de Salud, Aníbal Cruz, concedió una entrevista al periodista español Alejandro Entrambasaguas. (Foto: Archivo).

Freddy Choque/Bolivia Digital

A cuatro días de haber dimitido a su cargo por razones estrictamente personales, el exministro de Salud Aníbal Cruz proyectó, con base en datos estadísticos, que en los próximos cuatro meses habrá 48 mil casos positivos de coronavirus y 3.840 fallecidos en el país, lo que pondrá en evidencia las serias deficiencias del sistema de salud, producto de 14 años de mala administración y derroche de recursos del MAS.

Cruz, en entrevista con el periodista español Alejandro Entrambasaguas, indicó que a más de un mes y medio de haber reportado los primeros casos de COVID-19 en Bolivia, se logró montar un modelo propio de aislamiento para controlar y mitigar la propagación del virus, lo cual trajo resultados positivos en varias regiones del país, excepto los departamentos de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, donde los números van en aumento.

“Se logró un éxito epidemiológico, que a la fecha se ve afectado por 14 años de mala administración del sistema de salud, como por ejemplo la falta de infraestructuras, equipamiento, recursos humanos y económicos”, dijo la exautoridad.

Pese a ello, subrayó que se encaró trabajos coordinados para implementar centros de aislamiento en las diferentes regiones de Bolivia destinados a identificar y atender a los pacientes infectados.

Por otro lado, mencionó que Bolivia —en comparación con otros países de la región— presenta un grado de infección del 0,1% respecto al nivel de la población, pero que llama mucho la atención que el nivel de mortandad llegue al 8% del total de contagiados.

Según el último reporte epidemiológico del Ministerio de Salud, emitido este domingo, el país tiene 330 casos positivos de coronavirus y 27 decesos. Asimismo, estima que la cuarentena se prolongará debido a que la curva de pacientes afectados en los siguientes 12 días será ascendente.

“En base a esas estadísticas, yo calculo que en los próximos siete días habrá 900 casos, para los siguientes 30 días 9.000, y en cuatro meses calculo 48 mil pacientes positivos de coronavirus. Si hablamos de la tabla de decesos, en 30 días tendríamos 720 de acuerdo con el porcentaje que estamos manejando. Esto quiere decir que en los siguientes cuatro meses tendríamos 3.840 fallecidos”, detalló Cruz.

Esto, según la exautoridad, será algo «desastroso», porque no alcanzarían las salas de terapia intensiva, pese a que se hizo la adquisición de 500 ventiladores.

“Tengo mucho temor por la propagación del virus en Bolivia, porque ni países grandes en economía y recursos en salud han podido controlar la pandemia”, acotó.