Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz. (Foto: El Potosí)

Bolivia Digital

El presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, Jorge Quino, dijo que a pesar que en el Órgano Judicial se trabaja mediante la modalidad del teletrabajo, se está cumpliendo con todos los plazos procesales en favor de la ciudadanía.

“El 31 de julio la Sala Plena optó por ampliar la modalidad de teletrabajo, esto fue en función de que en el Órgano Judicial 77 funcionarios de provincia, de El Alto, jueces, vocales, oficiales, secretarios y demás se contagiaron con la enfermedad del coronavirus y, al margen de ello, se cumple con las labores a pesar que hay algunos problemas técnicos”, dijo en entrevista con radio Panamericana.

Agregó que el teletrabajo vela por la salud de los funcionarios a fin de que tengan el menos contacto posible entre el personal, abogados y litigantes.

“El teletrabajo no implica la suspensión de actividades judiciales, de plazos procesales y demás; solo implica cambio en la modalidad de trabajo. Hasta la fecha todas las audiencias se han realizado con normalidad y si alguna se suspende es por problemas de conexión, pero en los juzgados penales, civiles y de familia se realizan con normalidad las audiencias virtuales”, remarcó.

La autoridad dijo que a pesar de la cantidad de bajas que hay debido a la pandemia, el personal que está sano tiene doble trabajo.

“El trabajo de jueces y vocales es destacado porque hacen mucho esfuerzo en atender el doble de la carga procesal y si hay casos positivos se cumple con los protocolos de bioseguridad, pero no se deja de trabajar”, aseguró.

Respecto a la realización de las audiencias en los recintos carcelarios vía internet, indicó que la mayoría se cumplen con normalidad y que las suspensiones o retrasos es por problemas técnicos.

“Es mínimo lo que se suspende”, afirmó.

De igual manera, señaló que los jueces son los que optan de manera autónoma cambiar de recinto carcelario a alguna persona que debe cumplir con la detención preventiva y que por lo pronto no se ha tomado una decisión para no recibir más presos, como piden algunos reclusos a fin de evitar posibles contagios.