Ochoa asegura que recibió amenazas por sus transmisiones.

• Romina Montoya

El director de la radio Kawsachun Coca, Ramiro Ochoa, afirma que la entonces ministra de Comunicación Roxana Lizárraga, parte del gobierno de facto de Jeanine Añez, pretendió cerrar la emisora.

En entrevista en el programa Somos Democracia, que se difunde por Bolivia TV, en una alianza de red de medios estatales, Ochoa manifestó que uno de los objetivos de los golpistas era que el medio de comunicación no muestre lo que estaba pasando, y planificaron ingresar al trópico utilizando a terceras personas.

“Seis personas vinieron de La Paz para verificar dónde estaban las antenas, sacaron fotografías de la radio para mandar la dirección, pero los compañeros acordonaron el lugar e inclusive vino una persona que, inventando que quería poner un comunicado, sacó fotografías de los ambientes”, aseveró.

Expresó que por información sabían que en diciembre y enero se reunió el equipo del Ministerio de Comunicación para pedir un informe del funcionamiento de las RPO para inventar un mal trabajo, cuando quitaron los transmisores de radios instalados en Santa Cruz, además de su intento fracasado de querer regalar la radio a una persona, pese a que sabían que contaban con todos los documentos.