DEP 23 - FOTO 1 - RAMOS

La Paz / Julio Céspedes

Alexander ganó una medalla de plata en el Sudamericano de Squash en dobles. Cuenta que la temperatura llegó a 45 grados centígrados.

¿Qué representa haber logrado una medalla de plata en el Sudamericano Sub-23 de squash?

Es bastante satisfactorio haber ganado esa medalla, que fue en dobles masculino, junto a Gabriel Tórrez. Fue un torneo exigente, de alto nivel competitivo.

Nosotros tuvimos la oportunidad de ver los otros partidos y el certamen fue fuerte e intenso, pero alcanzamos conseguir la presea. Gracias a eso el squash boliviano será más conocido en el contexto internacional.

¿Cómo fue su preparación?

Entrené cuatro veces a la semana en Sucre, aunque los días previos al viaje a Asunción, donde se jugó el campeonato, fueron difíciles, porque comenzaron los problemas sociales en el país y no practicamos con normalidad. En Asunción pudimos recuperar la labor perdida y agarramos ritmo.

¿Cómo fue el desarrollo del certamen?

En dobles varones participaron cinco países, Argentina, Brasil, Paraguay, Perú y Bolivia; por el sorteo entramos directo a semifinales, instancia en la que ganamos a Perú, mientras que en la final perdimos contra Argentina.

Fuera de lo deportivo, fue una experiencia bonita la que tuvimos en Paraguay, ya que la gente se portó muy bien con nosotros, no solamente la del campeonato, sino las personas en la calle.

Lo difícil fue el calor, llegó hasta 45 grados centígrados, algo a lo que no estamos acostumbrados, tuvimos que adaptarnos a esas circunstancias.

¿Desde hace cuánto practica squash?

Desde hace cinco años, desde que este deporte empezó a jugarse en Bolivia.

Yo antes jugaba ráquetbol y pelota frontón. En ráquet me fue bien, porque competí en torneos internacionales y ocupé primeros lugares; mientras que pelota frontón era un hobby, aunque llegué a jugar torneos nacionales.

¿Qué le animó a cambiar de disciplina?

El ráquetbol es más físico, en cambio en el squash también cuenta la parte mental. Quería un deporte con más exigencia y me pasé al squash.

Otra influencia fue que durante seis meses entrenamos ráquet con una pelota especial, nos dijeron que era para ganar agilidad, no sabíamos qué tipo de pelota era y resultó ser de squash.

Cuéntenos algún momento difícil y una anécdota.

Situaciones difíciles pasamos cuando falta apoyo para acudir a torneos internacionales, pero yo siempre mantengo una mentalidad positiva. Y anécdotas se dieron en los bautizos, porque te cortan el cabello y te pintan.

¿Cómo es su personalidad?

Soy tranquilo, calmado, pero sí me preocupo por los demás. Cuando comienzo algo intento acabarlo.

¿Cuál es su hobby?

Escuchar música, me gusta más el ritmo que la letra. Por otro lado, mi comida favorita es el picante de pollo.

Dato

Alexander Ramos nació en Sucre (19 años). Tiene dos medallas en Sudamericanos, en dobles varones en Sub-23 y bronce en dobles mixto en Junior con Vanesa Ríos.

 

linkedin