DEP 7 - FOTO 1 - JUGADA

Madrid / AFP

El Real Madrid está en octavos de final de la Liga de Campeones pese a empatar ayer 2-2 con el Paris Saint-Germain en el Santiago Bernabéu, con doblete de Karim Benzema.

El delantero abrió el marcador aprovechando un rebote en el palo (17), repitió de cabeza (79) y Kylian Mbappé recortó en un error defensivo blanco (81), antes de que Pablo Sarabia pusiera el empate (83), que aseguró el primer puesto del grupo A al PSG.

“Encajamos dos goles al final, pero fue un buen partido para nosotros y estamos en buen camino”, dijo Benzema, nada más finalizar el encuentro a la televisión Movistar.

Antes siquiera de que el balón echara a rodar en el Santiago Bernabéu, el empate 1-1 entre el Brujas y el Galatasaray en el otro partido de la serie clasificó matemáticamente para los octavos de la ‘Champions’ al Real Madrid.

En un partido en el que el joven Kylian Mbappé y Neymar, que salió desde el banco de suplentes, debían ser la estrellas del PSG apareció Keylor Navas para robarles el protagonismo y convertirse en el héroe de su equipo.

El empate estimuló al PSG que en los últimos minutos puso en apuros al Real Madrid, que acusó el esfuerzo desplegado a lo largo de los 90 minutos del partido.

Gareth Bale, que había entrado por el lesionado Eden Hazard, pudo poner el 3-0 en el descuento pero su saque de falta fue al palo (94) cerrando un partido tras el que Navas fue despedido con aplausos.

SALE LESIONADO

El delantero belga Eden Hazard se tuvo que retirar lesionado en el tobillo tras una entrada de su compatriota Thomas Meunier. Hazard se lesionó al intentar regatear a Meunier, cuando al girarse pareció torcerse el tobillo derecho, al tiempo que recibía una patada de su rival.