PAIS-TRINI

 

Redacción central – Edición impresa

La presidenta constitucional de Bolivia, Jeanine Áñez, presentó ayer en Trinidad la nueva escala tarifaria en el territorio nacional, que representará un ahorro de al menos 4 millones de bolivianos al mes para el departamento del Beni.

La Mandataria, acompañada por el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, aseguró que con voluntad política y después de un minucioso trabajo técnico se concreta la rebaja por el uso de electricidad; cuya tarifa en la categoría domiciliaria, en el departamento beniano, será la segunda más baja del país.

“En nuestro departamento anunciamos esta importante reducción, lo podemos ver como un regalo de Navidad (…). El 16 de diciembre se aprobaron las nuevas tarifas eléctricas de (la Empresa Nacional de Electricidad) Ende. Desde el Beni presentamos para el período noviembre de 2019-octubre de 2023. Esta medida busca igualdad de condiciones respecto al resto del país para generar inversiones en la industria, en el comercio, y con tarifas domiciliarias acordes a la realidad de los benianos”, sostuvo.

La Jefa de Estado detalló que la rebaja por concepto de tarifas eléctricas en todo el país alcanzará a 24 millones de bolivianos al mes. “(…) a partir de este mes sentiremos la reducción en el pago. Debemos sentirnos felices porque el compromiso fue muy fuerte, ya que sobre todo estábamos afectados en el Beni”, precisó.

Engaño

La primera autoridad del país aseguró que por voluntad del pueblo se recuperó la democracia y la oportunidad de revertir una mala administración que por 14 años no atendió la demanda del departamento. “Jamás hubo voluntad política para reducir las tarifas en el Beni, que era una de las más caras de toda Bolivia”, sostuvo.

Recordó que desde la bancada de oposición se hizo constantes representaciones ante las exautoridades para rebajar la tarifa eléctrica, la cual estrangulaba la economía de las empresas de esa región, que estaban a punto de cerrar porque solo alcanzaba para pagar el servicio y no a sus trabajadores.

“Nos sentimos orgullosos de poder aportar al país y sobre todo al departamento del Beni. Esperamos en este corto tiempo traer más cosas para el departamento del Beni. Hubo gobiernos que no quisieron tomarnos en cuenta, pero así sea por un corto tiempo el compromiso que tengo como beniana va a ser para mi departamento. Mi Beni querido, mi Beni amado, cuánto orgullo siento por esta tierra, tenemos la voluntad para cambiar las cosas de verdad y empezar a producir”, aseguró.

Finalmente, la presidenta Jeanine Áñez agradeció el apoyo no solo de la población amazónica, sino de todo el país porque gracias a la revolución de las pititas ahora se respira paz y libertad. En ese contexto, expresó a la familia boliviana sus más sinceras felicitaciones por la Navidad y las fiestas de Año Nuevo.

“El proceso es de todos, hermanas y hermanos, por eso les agradezco por tanto apoyo y porque nos acompañan. Mi deseo es que pasen felices fiestas, con aires de esperanza, de libertad y con aires de democracia”, concluyó. La Jefa de Estado desarrolló una apretada agenda en Trinidad.