Fachada del penal de San Pedro. Foto: Archivo

Bolivia Digital

La directora del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) Santa Cruz, Tatiana Añez, informó que este lunes ingresaron al Penal de Palmasola brigadas médicas “Una esperanza por la vida”, brindando atención a los reclusos que presentaron signos y síntomas de COVID-19 o alguna enfermedad de base.

“Hemos entrado a la cárcel de Palmasola para atender a esta población vulnerable, y que necesita ser atendida, al momento son 61 personas que han dado positivo a coronavirus de las cuales 27 están en sus centros de aislamiento que tiene Palmasola”, indicó.

Un total de 127 internos fueron atendidos, de los cuales 5 son sospechosos a Covid-19 al presentar los síntomas, a los cuales se les dio un tratamiento y fueron llevados a un centro de aislamiento dentro del penal.

“Al momento la buena noticia es que no ha habido complicaciones en estas personas que dieron positivo al COVID-19 y que están en recuperación, es una buena noticia porque se ha ido controlando a todo el personal”, dijo Añez.

Esta jornada ingresaron 10 médicos para atender a los reclusos y así también brindar apoyo a los médicos del régimen penitenciario, siendo que algunos dieron positivo al virus y tuvieron que aislarse

Agregó que también se atendieron a personas con enfermedades de base o diferentes patologías como ser hipertensión, diabetes, asma, personas con enfermedades en la piel, donde se entregaron medicamentos gratuitos.

“Semanalmente se hará una evaluación y seguimiento a las personas que fueron atendidas”, recalcó al mismo tiempo de informar que 309 personas fueron vacunadas contra la influenza.