INTER19-F1-URUGUAY - AFP

 

AFP / Bolivia – Edición impresa

La Corte Electoral uruguaya inició ayer el escrutinio secundario de votos emitidos en el balotaje para oficializar al ganador de los comicios, en los que el centroderechista Luis Lacalle Pou obtuvo la mayoría de los votos emitidos.

La ajustada diferencia entre el líder del Partido Nacional y su rival oficialista Daniel Martínez (Frente Amplio, izquierda) determinó que el organismo electoral, que siempre realiza un recuento de votos 48 horas después de cada elección, esperara el conteo secundario para confirmar lo que los números absolutos anticipan.

Lacalle Pou obtuvo 1,168 millones de sufragios, frente a 1,139 de Martínez, una diferencia de menos de 30 mil votos, que es, a su vez, inferior a los votos “observados” —cuando los electores sufragan en circuitos que no les corresponden o no figuran en el padrón— que totalizan 35 mil y que siempre demoran en contabilizarse, pues debe cotejarse la identidad del votante en el padrón electoral.

Según la consultora Enia, Martínez necesitaría que 91% de los votos “observados” le fueran favorables para torcer el resultado del escrutinio primario.

Es un escenario improbable que llevó a Lacalle Pou lamentar que su rival no le concediera la victoria el domingo.