Los Camacho, padre e hijo, en el aeropuerto cruceño de Viru Viru. (Foto: Detrás de la Verdad)

• Redacción Central /

Un recurso jurídico basado en una supuesta hipertensión arterial y la prevención del Covid evitó que José Luis Camacho Parada y su hijo Luis Fernando Camacho Vaca declaren en la Fiscalía paceña sobre su participación en el golpe de Estado de 2019.

El martes, José Luis Camacho Parada, padre del gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, evitó trasladarse a la ciudad de La Paz para prestar su declaración, en calidad de sindicado, respecto a la participación que tuvo en el golpe de Estado, lo que impidió que su hijo también cumpla con esta disposición de la Fiscalía.

“Camacho Parada tenía que presentarse el 4 de octubre a las 10.00 en la Fiscalía de La Paz, pero hemos recibido un memorial en el que pide que la declaración sea en Santa Cruz, y para avalar adjuntó dos certificados médicos, uno que dice que padecería una supuesta hipertensión arterial y en el otro se refiere a problemas inmunológicos, entonces tiene necesidad de colocarse algunos medicamentos contra el Covid”, detalló ayer el fiscal Omar Mejillones.

Situación del hijo

Para la jornada de ayer estaba programada la declaración del gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, también en la ciudad de La Paz; sin embargo, el Ministerio Público dispuso la suspensión, sin fecha, de esta diligencia porque se requiere contar primero con el testimonio de su padre.

“El Ministerio Público tiene un cronograma y una planificación e inicialmente ha decidido tomar la declaración del padre, pero su inasistencia cambia el curso del programa para recepcionar los dos testimonios. Inicialmente necesitamos la declaración del padre”, dijo la autoridad de la Fiscalía.

Evidencias

A finales de 2019, Luis Fernando Camacho develó que, durante los conflictos posteriores a las elecciones generales del 20 de octubre de ese año y antes de la autoproclamación de Jeanine Añez como presidenta (12 de noviembre), su padre había “cerrado” (concretado tratos) con militares y policías.

“La historia fue tan hermosa en el transcurso de todo, que fue mi padre que cerró con militares para que no salgan, fue por esa razón que la persona que fue justamente a hablar con todos ellos y coordinar todo fue Fernando López, actual ministro de Defensa (hoy prófugo de la justicia), y por eso está de ministro para cumplir todos los compromisos”, manifestó en esa ocasión.

Los Camacho, padre e hijo, son investigados, en el grado de participación, por los delitos de sedición, conspiración puesto que en 2021 gestaron el golpe de Estado en contra de Evo Morales.

Marco Pumari está en lista de espera

El fiscal Omar Mejillones adelantó que el nombre del excívico potosino, Marco Antonio Pumari, figura en una lista de las personas que también serán citadas a declarar en los siguientes días.

Se prevé que hasta mañana se conozca el cronograma de declaraciones de todas las personas que están vinculadas en el tema, como personal del hotel Casa Grande, en el que se reunieron Camacho, Pumari y Añez, entre otras personas, para definir quién sería el próximo presidente de Bolivia.

Mediante sus redes sociales, Pumari aseguró que no tiene temor, aunque no indicó si es que asistirá a la convocatoria o se declarará como perseguido político, como otros involucrados.

Tienen que decir qué sucedió a finales de 2019

Luis Fernando Camacho había asegurado que se presentaría a declarar en la ciudad de La Paz.

Aseguró que acudirá al llamado de la justicia y dirá su verdad de lo que sucedió a finales de 2019.

Marco Antonio Pumari afirmó que no tiene temor de ser citado por el Ministerio Público para declarar.

La próxima semana se conocerá el nuevo cronograma para las citaciones.

linkedin