El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, en conferencia de prensa en Oruro. (Foto: Captura de video).

ABI/Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó el domingo que en coordinación con autoridades de Oruro diseñaron una estrategia para fortalecer las medidas preventivas contra el coronavirus COVID-19, redoblar controles y aplicar mano dura a las personas que incumplan la cuarentena.

«Esta es la estrategia y voy a pedir a las Fuerzas Armadas, voy a pedir a la Policía que por favor redoblen su control y apliquen mano dura», manifestó la autoridad.

Dijo que tuvo reuniones con las autoridades de ese departamento, donde hubo crítica y autocrítica, pero se visibilizó el optimismo de que unidos se puede frenar el virus y evitar llegar a una tragedia.

El Ministro pidió a la población cumplir la cuarentena de manera responsable, porque -relató- que camino a Huanuni vio algunos jóvenes jugando futbol y lamentó esas actitudes «irresponsables» que ponen en riesgo la salud de los bolivianos.

Recordó que Oruro era un ejemplo hace unos días con el silencio epidemiológico, pero ahora se registraron nuevos casos positivos y fallecidos, lo que se puede incrementar si no se acatan las medidas de prevención.

«No volver a levantar la guardia, no volver a la indisciplina, yo pido a los ciudadanos, pido a todos, por favor, respeten la cuarentena», subrayó.

Destacó que se hayan implementado centros de aislamiento y que al momento se tenga espacios para habilitar 150 camas listas, con la posibilidad de ampliar hasta 400 espacios.

Anunció que la siguiente semana prevén inaugurar centros de aislamiento y también se tienen listos los hospitales COVID, especializados para terapia intermedia y terapia intensiva.

El ministro Arias refirió que estos logros se consiguieron gracias al trabajo coordinado entre la Alcaldía, la Gobernación, el Gobierno nacional y la población.