Xinhua

La Red Latinoamericana por la Educación (Reduca), que integra a 15 países, expresó en Panamá el compromiso de redoblar los esfuerzos para reducir las desigualdades y otros factores que inciden en la estabilidad en América Latina y el Caribe.

Durante el Segundo Encuentro sobre Alianzas Multisectoriales en Educación se dio a conocer la denominada Declaración de Panamá, que reconoció los fenómenos de inestabilidad y polarización en la región como expresiones de un grave disgusto ante promesas incumplidas.

Señala que hay un enorme riesgo de retroceso para las sociedades en la decepción e impaciencia que los jóvenes expresan por la limitación de los procesos democráticos, y su necesidad de ser escuchados e incluidos en la implementación de procesos de resolución pacífica de conflictos.

Resaltó que dado que la región aún no se encamina a una sólida mejora en la inclusión educativa y garante del derecho a aprender, el reto es impulsar la transformación educativa como ruta principal para la prosperidad de América Latina y el Caribe.

En el texto, los presentes manifestaron los propósitos de impulsar la focalización de la Red en retos relevantes, una actitud de activa construcción ciudadana, abrir la conversación a las innovaciones y exigir como latinoamericanos que se vele por el derecho al aprendizaje con calidad e inclusión.