El Gobierno entregó ítems, equipamiento médico y medicamentos a Guayaramerín en Beni. (Foto: ABI)

Luis Mealla/Bolivia Digital

Con el objetivo de reforzar la lucha contra el coronavirus en el municipio de Guayaramerín (Beni), el Gobierno entregó cuatro equipos completos de terapia intensiva con sus respectivos respiradores, ítems para trabajadores en salud, medicamentos y otros insumos ante la crisis sanitaria que se registra en esa región.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, señaló que también se llevó a ese municipio al médico intensivista Ruddy Gómez, oriundo de La Paz, quien realizará la instalación de los respiradores y capacitará al personal de salud para el manejo adecuado de los equipos.

“Estamos trayendo cuatro (equipos de) terapia intensiva completos para atender a la gente que necesita terapia intensiva. Hemos traído también un intensivista de la ciudad de La Paz hasta que podamos tener uno nuestro y se pueda quedar permanentemente en Guayaramerín”, enfatizó la autoridad durante el acto de entrega.

En la oportunidad, Núñez estuvo acompañado por los ministros de Justicia, Álvaro Coímbra, y de Energías, Rodrigo Guzmán, quienes entregaron 15 ítems en salud y 25 contratos a cada uno de los profesionales que coadyuvarán en la atención de los infectados por el COVID-19.

Asimismo, el Gobierno dotó medicamentos para que sean suministrados por los médicos en los casos que correspondan.

Al respecto, Núñez instó a la población a evitar la automedicación, en el entendido de que esa práctica puede generar efectos contraproducentes.

“No podemos ser irresponsables, tenemos que confiar en nuestros médicos. Hemos traído para que esa medicina sea utilizada donde sea necesario”, sostuvo la autoridad.

Hace poco, Beni declaró “desastre sanitario departamental” debido a la propagación exponencial del coronavirus, por lo que el Gobierno determinó reforzar las acciones para contener la enfermedad en esa región.

En ese marco, entregó a ese departamento 11 equipos completos de terapia intensiva con sus respectivas camas, respiradores convencionales y monitores de control; de ese total, cinco se distribuyeron en Trinidad, cuatro en Guayaramerín, uno en Riberalta y otro en San Borja.

Hasta la fecha se registraron 1.097 casos positivos en Beni, constituyéndose en el segundo departamento más afectado por la enfermedad. En primer lugar está Santa Cruz con 3.900 casos confirmados.

Ante este escenario, el ministro Núñez afirmó que la situación “es difícil” en Beni, pero que se la está enfrentando con unidad, solidaridad y compromiso.

“Es una situación difícil y complicada, pero con mucha unidad, solidaridad, con mucho compromiso, con mucha disciplina se la está enfrentando; creo que es importante que el Gobierno nacional esté presente, el gobierno departamental, el municipal y que la ciudadanía entienda que esta es la única forma de enfrentarla”, sostuvo la autoridad durante un contacto con Bolivia TV.

En la oportunidad, informó también sobre la llegada de una ambulancia para Guayaramerín y que este domingo visitará Riberalta, adonde también se llevarán equipos de terapia intensiva, ítems y otros insumos para atender la emergencia sanitaria.