Santamaría fue el brazo derecho y operativo del prófugo de la justicia Arturo Murillo. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

El Órgano Ejecutivo reveló ayer que, a tres semanas de las elecciones presidenciales de 2020, el exviceministro de Seguridad Ciudadana del gobierno de facto de Jeanine Añez, Wilson Santamaría, solicitó armamento y equipos a las embajadas de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Se solicitó para la Policía Boliviana pistolas, cartuchos, granadas de gas, uniformes completos, máscaras, visores nocturnos, visores térmicos, binoculares, cascos, entre otros, informó el actual viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, quien además dijo que una investigación establecerá la recepción o no de esos pertrechos.

La autoridad explicó que el 25 de septiembre de 2020 Santamaría remitió una nota al embajador británico para solicitar “pistolas, cartuchos, granadas de gas, uniformes completos, máscaras anti-gas, visores nocturnos, térmicos, binoculares, cascos, trajes de protección y equipos que considere importantes destinados a la Policía Boliviana nacional con la finalidad de defender la integridad del pueblo boliviano, su territorio y seguridad”.

ACTOS DE CORRUPCIÓN

Durante su gestión al frente del Viceministerio de Seguridad Ciudadana, Santamaría cometió al menos siete actos de corrupción que causaron un daño económico de Bs 2.296.821 al Estado. El viceministro Roberto Ríos indicó que estos hechos afectaron los proyectos y planes que esa cartera de Estado.

En el primer caso, Santamaría dejó una deuda de Bs 1.131.704 con la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) por el servicio de transmisión para datos al Centro Nacional del Sistema Integrado de Comando y Control para la seguridad ciudadana BOL-110.

Durante el gobierno de facto, Entel brindó el servicio de internet para transmisión de datos, pero no se generó el contrato con la empresa.

Santamaría incurrió en incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, por ello se activaron sumarios administrativos.

En mayo de 2020, una empresa donó al Ministerio de Gobierno barbijos y un equipo para detección de temperatura corporal, pero no existe registro de la donación ni del equipo cuyo costo fue de Bs 70.000.

En el tercer caso, no se hicieron los trámites para el último desembolso de Bs 73.117 en favor de la primera fase del BOL-110. Santamaría será procesado por el delito de incumplimiento de deberes.

La cuarta denuncia hace referencia a la desaparición de handys cuyo daño económico está calculado en Bs 40.000.

El exviceministro será procesado por peculado, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

En el quinto caso, el Viceministerio de Seguridad Ciudadana ejecuta patrullajes preventivos aéreos en Santa Cruz y para ello cuenta con dos helicópteros, pero en el régimen de facto fueron ejecutados sin seguros.

“De enero a octubre se hicieron 42 planes de operaciones sin cobertura de seguro, lo que devela incumplimiento de deberes”, explicó Ríos.

Se supo que las aeronaves eran usadas incluso para brindar seguridad a Jeanine Añez.

El sexto hecho refiere que dichas aeronaves no tuvieron mantenimiento preventivo ni correctivo, lo que ocasionó un daño de Bs 282.000.

Santamaría será investigado por conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

La última denuncia expresa Bs 50.000 para la adquisición de tóner; sin embargo, no hay descargos de las entregas, lo que establece el delito de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.