Vista aérea de la cárcel de San pedro en la ciudad de La Paz. (Foto: Jornada)

Bolivia Digital

El fin de semana perdieron la vida tres privados de libertad de la cárcel paceña de San Pedro y, a pesar que no presentaban sintomatología por COVID-19, no se descarta que hayan muerto a consecuencias del coronavirus, hecho que será confirmado o descartado por el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

El coronel Marco Pérez, director nacional de Seguridad Ciudadana, dijo dos de los tres fallecidos perdieron la vida dentro de la cárcel y otro mientras era trasladado a una clínica,

“Uno fue por broncoaspiración, pero de todas maneras se le ha tomado muestras. Personal de Régimen Penitenciario y personal medido revisó las historias clínicas para ver si es que alguno tenía enfermedad de base”, dijo.

Asimismo, señaló que ni policías ni otros presos fueron aislados ya que no se tiene sospechas de coronavirus.

“La capilla fue habilitada como centro de aislamiento para cualquier eventualidad y si sobrepasa su capacidad llevaremos a los enfermos a un centro médico, pero a la fecha no hay ni uno solo aislado”, remarcó.

A fin de evitar posibles casos positivos, personal del Sedes realizó la mañana de este lunes la desinfección de todo el penal como parte del protocolo para enfrentar el COVID-19.

“Hay tres muertes y se espera que el Sedes confirme o descarte que se trata de casos positivos, pero por protocolo se cumplió con la desinfección”, manifestó.

Por otra parte, Manuel Chambilla, director departamental de Régimen Penitenciario, indicó que a pesar que los presos emitieron en el mes de marzo un voto resolutivo en el que se prohíbe el ingreso de visitas, algunos juzgados realizaron audiencias presenciales, situación que pone en peligro a los reclusos.

“Eso no ayuda a preservar su salud ya que ellos han estado saliendo. Lastimosamente se ha dado estas situaciones por lo tanto vamos a solicitar que esas audiencias presenciales sean suspendidas. Estamos tomando en cuenta todas las medidas para que los presos no tengan contacto, sin embargo; en esas audiencias presenciales corren peligro”, apuntó.