centrales Villca (1)

Jackeline Rojas Heredia

Son las notas musicales más finas, pocas veces escuchadas, y  renacen a través de la interpretación de la vihuela, instrumento renacentista poco conocido en Bolivia porque en el mundo existen pocas copias. Este sábado, el público disfrutará de ella en el concierto denominado ‘Play List en el siglo XVI’, en el auditorio del BCP, en la calle 10 de Obrajes, a partir de las 20.00.
Es un evento despedida al tenor y profesional en la interpretación del laúd Henry Villca, quien estará acompañado por la voz de Beatriz Méndez. Villca escenificará el ambiente del siglo XVI, un contexto de fuerte predominio musical. La vihuela que interpretará el músico boliviano es una réplica de la vihuela Marianita, que actualmente se conserva en Quito Ecuador, y que fue recuperada tres siglos después del naufragio de un galeón.
El instrumento conservó por esos centenares de años, bajo las aguas del mar, las notas finas de sus cuerdas y la acústica de su madera, más la roseta central con la que nació. 
“La roseta es una fusión, es tan linda la música, que es una fusión de culturas. Los moros, al establecerse en España, por distintas razones llevan también su música y sus instrumentos, y pese a que los españoles tenían vergüenza de interpretar el laúd, se hacen expertos, al igual que los italianos, que lo acoplan a su propia interpretación musical. El laúd y la vihuela coexistieron y tienen origen árabe, pero con fusión europea. El siglo XVI es una época importante para la música. El poder de España y su imposición católica era grande sobre países como Francia y Alemania, ante ello, la música del laúd representó lo contrario a la música católica porque su sonido fue más noble, más cristalino”, explicó Villca.
La vihuela de Villca lleva cuerdas especiales que son la fusión de la tripa con el nailon y que fueron hechas por el  experto estudioso de las cuerdas en el mundo Mimmo Peruffo. La réplica de la vihuela Marianita, que Villca posee e interpreta, es un trabajo original realizado como producto de la investigación de más de 15 años hecha por un lutier.
Se trata del investigador Carlos González, quien halló en el galeón a la vihuela y posteriormente, después de años de estudio, sacó un libro con un repertorio lo más completo posible para la interpretación. 
“Hay  una cosa de seis publicaciones de vihulistas castellanos, más dos manuscritos, y esto  se conserva en las abadías de España, la música que se encuentra ahí es música vocal polifónica, encontraremos transcripciones para la vihuela medieval y el concierto será la oportunidad para que el público de La Paz se sitúe en ese siglo y sienta las notas musicales que entonces se interpretaban”, dijo Villca.
Explicó que el sonido polifónico es la interpretación de cinco a seis voces o registros distintos, polifonía que caracteriza precisamente a los compositores del mencionado siglo. Entre los que predominan para adaptar a la vihuela están el compositor español Cristóbal de Morales, Josquin Des Prés, Guillaume Dufay e Giovanni Pierluigi da Palestrina, entre otros.

Play List
El concierto lleva el nombre de ‘Play List en el Siglo XVI-Concierto de Vihuela Renacentista’ debido a otro rasgo característico de esa época que comentó Villca y refiere a que “todos en el siglo XVI, desde la clase alta hasta la baja, tenían como algo fundamental el dominio e interpretación musical junto a las partituras manuscritas, el laúd era un instrumento noble”. Contó que si bien no existía el actual smartphone, al que se puede introducir una lista con las canciones o la música favorita, en el siglo XVI la música viajaba a través de las partituras manuscritas que luego se adaptaban con los arreglos necesarios a los instrumentos que predominaban en los distintos lugares.
Haciendo la mímica de ese entonces, Villca se sitúa en el momento y comenta que compartirá con su maestro (todos por lo general tenían uno) y le solicita la lectura e interpretación de la música que trajo de Inglaterra, uno de sus ejemplos de cómo sin necesidad de tecnología el lenguaje musical fue y será universal. Henry Villca es el primer boliviano experto en la interpretación del laúd y de la vihuela Marianita.