Camiones parados en una carretera. (Foto: Archivo)

ABI

El sistema de transporte de carga pesada internacional tiene bloqueados por lo menos 5.000 motorizados que llevan insumos para la fabricación de fármacos, además de suministro de otras materias primas, lo que agrava la crisis económica interna, advirtió el representante del sector, Gustavo Rivadeneira.

La reunión de representantes del transporte pesado de los nueve departamentos resolvió declarar estado de emergencia a fin de precautelar la seguridad de los conductores y la preservación de los motorizados.

«Hasta ayer teníamos un aproximado de 5.000 motorizados paralizados en los diversos puntos de bloqueos se van aumentando (…) esto va incrementándose en función de los bloqueos y la transitabilidad», señaló. 

El sector del transporte internacional de carga pesada enfrenta una difícil situación desde septiembre del 2019, cuando tuvo que soportar problemas administrativos con el puerto marítimo de Arica; posteriormente los conflictos políticos internos emergentes del fraude electoral de octubre del 2019 y la pandemia del COVID-19, agravaron su situación.

Rivadeneira señaló que, según cálculos iniciales, desde septiembre del 2019, hasta el primer trimestre de este año, las pérdidas para ese gremio superan los Bs 16 millones. 

«El sector de transporte internacional está pasando una de las etapas más drásticas de su economía debido al problema que el país viene arrastrando desde el año pasado (…) estamos conscientes que debemos elegir un gobierno legítimo constitucional, donde las demandas de nuestro sector puedan ser atendidas, pero también entendemos que, por encina de nuestras demandas, está el bien mayor que es la vida y salud de todos los bolivianos», declaró el representante sectorial.

Rivadeneira manifestó el rechazo al bloqueo de caminos, ya que en muchos puntos se cometen actos delictivos, saqueando la carga destinada a la fabricación de medicamentos e insumos para otros productos, así como el suministro de alimentos.

Rivadeneira señaló que la afectación al sector del transporte alcanza a los compromisos con las empresas internacionales por el incumplimiento de traslados.