• Agencias/

La goleada 5-1 de Brasil sobre Túnez en el marco del amistoso disputado en París se vio empañado por la repudiable reacción de un aficionado ante uno de los tantos del combinado que conduce Tite. Cuando Richarlison marcó el 2-1 parcial, una banana fue arrojada al campo de juego. Lamentablemente, suele ocurrir que haya quienes utilicen esta fruta para discriminar a los jugadores de ascendencia africana y en el cotejo volvió a acontecer.

Pese a las miles de campañas en contra del racismo en el fútbol que hay a diario en muchos países, en este caso el delantero del Everton Richarlison fue la víctima en un encuentro en el que el seleccionado de Brasil salió al terreno con un mensaje especial. Es que los 11 futbolistas titulares del Scratch posaron con un cartel que recordaba que sin futbolistas descendientes de africanos la selección no hubiese conseguido ninguno de sus cinco Mundiales.

Buena goleada

Pese a este repudiable episodio, el combinado que conduce Tite pudo cerrar una goleada 5-1 ante Túnez en el Parque de los Príncipes de París, Francia, con goles de Raphinha, por duplicado, Richarlison, Neymar y Pedro cuando restan menos de dos meses para el comienzo del Mundial de Qatar. La Verdeamaerla debutará el 24 de noviembre ante Serbia por la primera fecha del Grupo G y luego se medirá ante Suiza y Camerún. La última vez que Brasil perdió un partido fue ante la Argentina, en la final de la Copa América, 1-0 en el Maracaná.

Por su parte, Túnez tendrá prueba difícil en su inicio del Grupo D contra Dinamarca y luego chocará ante Francia, último campeón, para cerrar contra Australia.

En otros de los amistosos de este martes, Chile empató 2 a 2 con Qatar, Ecuador igualó 0-0 con Japón, y Uruguay venció 2-0 a Canadá.