Un hospital de campaña se instala en el centro de salu de La Fe (Valencia, España). Como éste, se instalado varios campamentos en ese país ibérico. (Foto: AFP)

Gonzalo Pérez Bejar / Bolivia Digital

Con cerca de 13 mil fallecidos por efecto del coronavirus, España es una de las naciones más afectadas por la pandemia. En ese país europeo residen cerca de 200 mil ciudadanos bolivianos y muchos de ellos fueron afectados por esa enfermedad.

El periódico Bolivia se contactó con dos de ellos, la periodista Gezien Manzilla y Luis Zambrana (trabajador en una panadería), quienes pidieron al país que se extremen todos los esfuerzos para frenar el avance de este mal. Ambos residen en Madrid.

“Estoy agobiada por lo que pueda ocurrir en Bolivia, porque por lo menos aquí (España) si bien suben los casos es porque se hacen 15 mil pruebas al día”, relató Manzilla en un contacto telefónico con esta redacción.

“No sé cuántas pruebas realizan diariamente (en Bolivia) o cuánto se tarda en entregar el resultado. No sé, si estamos llevando un número real de contagios y tenemos diez muertos de 100 contagiados, es casi el 10% de fallecidos. Es muy elevado”, comentó.

También señaló que en España, un país desarrollado, los hospitales colapsaron. “Armaron un hospital en un campo ferial que se llama Ifema, donde se habilitaron 5.000 camas y aun así no es suficiente y se están desbordando en diferentes ciudades”.

Contó que la situación en Madrid es similar a otras capitales del país Ibérico, donde las personas solo pueden salir con el permiso respectivo para sacar a pasear al perro, hacer compras, ir a la farmacia o al supermercado.

Gezien Manzila. (Foto: GZ)

“No es tan fuerte como en Bolivia de salir con el número de carnet de identidad. Se puede salir cuando uno quiera, siempre y cuando sea específico o necesario”, comentó tras mencionar que si uno es sorprendido en la calle y no cuenta con el permiso respectivo es multado con 100 euros. De ser reincidente la multa puede ascender hasta los 60 mil euros.

Señaló que, si bien las normas no son tan duras como en otros países, la gente empezó a reunirse en los parques, por lo que la Policía tuvo que recurrir al uso de drones para identificar a las personas y multarlas.

Caótico y difícil

Luis Zambrana, que vive en España más de 15 años, dijo que “la situación en Madrid es caótica”.

“Tenemos hasta las 14.00 (hora de España) para ir a comprar al supermercado. Si te sorprenden igual tienes que pagar la sanción, que es dura, peor si eres reincidente. Todo hay que hacerlo por la salud y para que no siga más este problema, porque está afectando a todo, más aún al trabajo”, afirmó. Está muy difícil aquí”, sostuvo.

En cuanto a su situación laboral, Zambrana expresó su tranquilidad, porque por una disposición del Gobierno español de Pedro Sánchez se dispuso que el 70% del sueldo será cancelado por el Estado y el restante 30% por el empresariado. Además, que los empleadores no pueden cesar de sus puestos de trabajo a los obreros.

Luis Zambrana. (Foto: LZ)

Sobre la situación de otros bolivianos en esa capital, indicó que como consecuencia de la cuarentena la única forma que tienen de comunicarse es a través de las redes sociales.

“Se ha convertido en el vehículo más indispensable para mantenernos informados y en contacto entre bolivianos”, puntualizó.

Por eso recomendó a todos cumplir con las disposiciones del Gobierno (de la presidenta Jeanine Áñez) para cuidarse y “no salir de sus casas, porque a la distancia igual estamos preocupados por lo que pasa allá (en Bolivia)”, remarcó.

De acuerdo con los últimos reportes, en España hay 80.261 personas con el coronavirus y 12.418 fallecidos. Como resultado de la propagación de la enfermedad y el aumento de las muertes, el Gobierno de Pedro pedirá al Congreso que el estado de alarma por el coronavirus en ese país se amplíe hasta el 26 de abril.