10 PAÍS-FOTO 1 Bolivia TV 001

 

Redacción Bolivia/ABI/Edición Impresa

La Resistencia Juvenil Cochala entregó ayer motocicletas a 15 de sus miembros en la ciudad de Cochabamba, cuyos motorizados sufrieron daños o se perdieron durante los 21 días del conflicto político social después de las elecciones del 20 de octubre.  

“Este es el apoyo, el reconocimiento y la retribución de toda Bolivia”, señaló Diego Murillo, uno de los representantes de la organización, en el acto que se realizó en la plaza Cala Cala de la zona Norte de la ciudad de Cochabamba. 

Las motocicletas fueron destruidas, retenidas y quemadas por turbas que trataron de atacar y desmovilizar a vecinos que bloquearon varias avenidas y calles de la ciudad para exigir respeto a su voto luego del supuesto fraude electoral de octubre. 

Murillo manifestó que los motorizados fueron adquiridos con donaciones que realizó la población cochabambina, en especial vecinos que recaudaron monedas y billetes en “latitas”. 

Destacó que los recursos económicos llegaron incluso por contribuciones realizadas desde el exterior durante las últimas semanas. “Llegaron donaciones de Estados Unidos y de Europa”, enfatizó.

Añadió que la Resistencia Juvenil Cochala se encarga del arreglo y el mantenimiento de varias motocicletas “que fueron desgastadas durante los 21 días” de conflicto.
“En realidad, este es un acto social-cívico de toda la población, de toda la ciudadanía”, agregó.

Además, agradeció los aportes y la participación de la ciudadana en la reposición y el arreglo, y recomendó que “todos los bolivianos tenemos que estar fortalecidos y unidos como una gran familia”.

A su turno, Víctor Ramírez, uno de los beneficiados, relató que en los días de conflicto, un grupo de manifestantes quemaron su moto. “Gracias a Dios estoy vivo y a salvo”, contó. 

En el desarrollo del acto, la juventud cochala se manifestó en contra de la aprobación del proyecto de la Ley de Garantías de los Derechos Constitucionales, propuesta por la bancada del MAS. “Con seguridad la juventud y las pititas volveremos a las calles”, finalizó.