Uno de los respiradores que serán entregados en distintos centros de salud del país para reforzar el tratamiento contra el coronavirus. (Foto: APG)

Franz Acarapi / Bolivia Digital

Los respiradores que compró Bolivia llevan la certificación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y permitirán salvar la vida de los pacientes en estado crítico por coronavirus, pues son apropiados para cuidados intensivos.

El jueves llegaron a Santa Cruz 170 ventiladores de los más de 600 que comprará el Gobierno. Estos serán distribuidos en todo el país para reforzar las unidades de terapia intensiva en la atención contra la pandemia.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, se trata de un equipo de respiración artificial invasivo, con el cual es posible controlar la frecuencia respiratoria, el volumen corriente y la ratio de inspiración y espiración de manera constante. Los equipos fueron sometidos a ensayos clínicos en hospitales de España.

“Hemos traído estos respiradores que salvan vidas, ustedes saben que la pandemia y la demanda de respiradores es en el mundo entero, por lo tanto, nosotros también hemos puesto todos nuestros esfuerzos por traer estos respiradores porque hacían mucha falta en nuestro país”, destacó este sábado la presidenta Jeanine Áñez durante el acto de entrega de equipamiento médico y 15 respiradores en la ciudad de Oruro.

Añadió que si bien estos respiradores son muy útiles para la atención de pacientes con COVID-19, “quisiéramos que no se los llegue a utilizar”. Anunció que en los próximos días llegarán más equipos de característica convencional, los cuales requieren el manejo de profesionales especialistas.

Al respecto, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, explicó que los respiradores que empezaron a llegar el anterior jueves son de fácil manejo y no requieren personal altamente capacitado. Explicó que el equipo se emplea en un paciente hasta que este sea trasladado a un respirador convencional.

“Si no lo haríamos así, ese tiempo en que el paciente no estaría conectado a un ventilador no duraría y fallecería, es un respirador muy fácil de usar”, apuntó.

Características

Mediante un comunicado, Navajas destacó otras cualidades de los nuevos ventiladores denominados Respira: la funcionalidad por su capacidad de adaptación, su sofisticación porque lleva tecnología actual, necesaria para tratamientos del paciente, y la certificación de centros hospitalarios autorizados de España.

Los nuevos respiradores que reforzarán las unidades de terapia intensiva de varios hospitales del país son equipos automatizados y diseñados para monitorear parámetros cruciales para ayudar a la respiración humana.

El dispositivo incluye la electrónica necesaria para controlar y monitorizar en tiempo real y de forma remota variables como la frecuencia, el volumen, presión y caudal de aire aportados al paciente.

La tecnología digital permite que estos respiradores sean de fácil utilización, por lo que pueden ser activados en diversas zonas del país y no solo en centros especializados.

“Son respiradores de fabricación española con equipamiento Siemens en toda la parte interna, no solo son respiradores de transporte, porque un respirador de transporte necesita una batería de autonomía; este es un respirador que está conectado a la red eléctrica y al sistema de oxígeno de manera constante; para el transporte requiere de un inversor de corriente AC-DC”, detalló Navajas.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo que financia la adquisición de los ventiladores, los equipos son utilizados en 45 hospitales y tuvieron excelentes resultados en el Hospital Clinic de Barcelona, centro sanitario avalador del proyecto.

Esfuerzo

En un acto de entrega de equipamiento en el hospital de Lajastambo, entre ellos 10 respiradores, la Mandataria indicó que el Gobierno concentra todos sus esfuerzos en la salud y la economía para ayudar a las familias bolivianas ante la crisis de la pandemia mundial.

“Ha sido muy doloroso, siempre manifestamos la poca importancia que se le había dado a la salud en el Gobierno anterior y en otros también; pero nunca nos habíamos imaginado tener que enfrentarla en una situación tan pero tan complicada como la que tenemos ahora”, declaró la Jefa de Estado.