cult

 

Reynaldo J. González – Edición impresa

El exdirigente sindical,  luchador social y archivista  Édgar ‘Huracán’ Ramírez (Potosí, 1947) fue restituido en el cargo de director del Sistema de Archivo de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), en reconocimiento a su importante labor en la institución.

La información fue oficializada ayer a mediodía en conferencia de prensa brindada por el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Eddy Luis Franco.

“Luego de una coordinación con los ministerios de la Presidencia, de Minería y de Gobierno se ha decidido que el señor Édgar Ramírez, por el trabajo que ha desarrollado al frente del archivo minero, sea restituido”, dijo Franco en el acto desarrollado en La Casa Grande del Pueblo.

En ese sentido, afirmó que fue un “error” haber enviado la nota en la que se prescindía de los servicios del exdirigente minero y de la Central Obrera Boliviana (COB).

En pasados días, la comunidad académica había manifestado su disconformidad con versiones que apuntaban a la separación de Ramírez del ente más conocido como Archivo Minero por instrucción de las nuevas autoridades de la Corporación Minera de Bolivia.

Entre quienes manifestaron su desacuerdo con la decisión se encontró el historiador y director de la Biblioteca de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Luis Oporto Ordóñez, quien rememoró que luego del Decreto Supremo 21060 de 1985 los archivos de la Comibol se encontraron en condiciones deplorables.  

“Querían ver destruida la memoria minera. Édgar ‘Huracán’ Ramírez decidió rescatarla de su destrucción inminente, una hazaña alcanzada con archivistas mineros”, expresó.  

De acuerdo con el historiador, Ramírez fue “el artífice de la mayor hazaña archivística del siglo XXI” en Bolivia al encargarse, en 1999, de la salvaguarda y el ordenamiento sistemático de miles de documentos abandonados a la intemperie en los almacenes de la institución en El Alto.  

Después de la tarea llevada a cabo por Ramírez y otros dirigentes mineros, actualmente la colección presenta ordenadamente los archivos históricos regionales de El Alto, Oruro, Potosí, Catavi y Pulacayo que alcanzan 535 mil fojas de documentación técnica, administrativa e histórica.    

Según la historiadora Faridee Miranda, la Mapoteca de la institución resguarda además más de 42 mil planos mineros de La Paz y Potosí, planos geológicos, de concesiones mineras, eléctricos, civiles. A nivel nacional, el Sistema de Archivo Minero custodia más de 100 mil planos en los archivos regionales de Potosí, Oruro, Catavi y Pulacayo.

Oporto explicó que la tarea fue respaldada en 2004 por el gobierno de Carlos D. Mesa a través del DS 27490, mediante el cual se financió la construcción del moderno edificio de la institución ubicado en la  Zona Ferropetrol de la ciudad de El Alto en la emblemática Calle de los Archiveros.

“Hoy los documentos están perfectamente ordenados y accesibles, con aplicación de la teoría científica. Desde la basura, varios documentos fueron postulados a Memoria del Mundo y recibieron premios internacionales de la Unesco, poniendo a Bolivia en el más alto sitial a nivel internacional”, recordó Oporto.