El edificio del Sedes de La Paz en la sede de gobierno. (Foto: Opinión)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

El alcalde Luis Revilla señaló que el constante cambio de directores en el Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz perjudica la coordinación y el trabajo que se realiza para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Tras la conclusión de la reunión del Centro de Operación de Emergencia Departamental (COED), que se realiza todos los viernes para hacer una evaluación sobre la situación del coronavirus en el departamento, el burgomaestre señaló que este aspecto fue analizado en esa instancia.

El problema es que en el conjunto del país y antes del inicio de la pandemia no se contaba con UTI, solo con algunas y en ciertos centros de salud.

“Desde que empezamos con la pandemia hubo, si no me equivoco, como cinco directores del Sedes, esto no puede seguir así, solo perjudica el trabajo de coordinación que llevamos adelante para combatir el COVID-19”, manifestó.

Dijo que se espera a que se reúna el Ministerio de Salud y la Gobernación de La Paz, para solucionar este tema y tomar las mejores decisiones en beneficio de la población.

“Las destituciones no son un problema de la institución, son un problema del COED departamental porque retrasa tareas y dificulta la coordinación”, subrayó.

Agregó que esta medida que asumió el gobernador Félix Patzi, lamentablemente perjudicó el trabajo que se tenía que hacer con respecto a los indicadores departamentales y que ahora quedan postergados hasta el martes “porque simplemente no había una autoridad con quién coordinar en el curso de la semana”, denunció.

“En todo caso, nuestro municipio se encuentra en una situación de riesgo medio, estamos todavía en condiciones de atender a los pacientes que se presenten en el centro de aislamiento o en los hospitales y la próxima semana tendremos una evaluación un poco más precisa para ver si evidentemente volvemos a la cuarentena rígida o no”, comentó Revilla.