Dos personas bloquean con las ramas de un árbol una avenida grande. (Foto: Al Día)

• Redacción Central /

Para el vocero presidencial Jorge Richter, que hizo una evaluación del paro cívico de ayer, el país ha trabajado de forma normal en su gran extensión territorial, con alguna excepción en Santa Cruz, al que denominó el punto más conflictivo.

“Las adhesiones (al paro) en su conjunto no han sido espontáneas, y en Bolivia la población ha tenido que escoger entre dos modelos: uno que busca activar las metodologías de 2019 (con las movilizaciones que se concretaron en un golpe de Estado) y otro empecinado en la reactivación económica y el trabajo productivo”, afirmó.

Ante la baja convocatoria y las adhesiones que en su mayoría fueron a presión, señaló que los bolivianos han ratificado que quieren paz, tranquilidad, trabajar, generar recursos para la subsistencia diaria y que no se diluyan sus inversiones a fin de que las actividades puedan seguir su marcha.

Remarcó que el fracaso de los paros no se puede ocultar y las actividades fueron ayer normales en su mayoría.

“Hubo un paro específico en Santa Cruz, más reducido en Cochabamba y con marchas menores en La Paz, incluso en otras regiones, mientras que el resto vivió la jornada  con tranquilidad, con vuelos normales y las rutas interdepartamentales operaron normal”, señaló.

Cuestionó a quienes dicen que el gobierno de Luis Arce no hace nada, por ello les recordó las actuales mejoras económicas que son reconocidas en el ámbito internacional, la reactivación de la demanda interna, el crecimiento económico interno que está por encima del 5% y la protección de los bolivianos con vacunas contra el Covid-19.

“La ciudadanía apoya un modelo de gestión porque de lo contrario habría adhesiones masivas, y ayer las adhesiones naturales no han favorecido a los que pidieron paralizar el país, sino que los bolivianos han elegido que se quiere trabajar”, enfatizó.

Respecto al pedido de anulación del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, les recordó a los opositores que se lleva adelante un proceso de socialización, por lo tanto las demandas de anulación, incluso con base en mentiras, no tuvieron el apoyo que esperaban.

linkedin