Familiares de los homenajeados reciben la distinción en el Hall de la Vicepresidencia. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Luis Fernando Cruz

La Cámara de Diputados y la Bancada Nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS) rindieron ayer un homenaje póstumo a quien fue ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) Edgar Fidel ‘Huracán’ Ramírez Santisteban; y al gestor cultural alteño, fundador del Centro Cultural Albor, Willy Flores Quispe.

En un acto en el Hall de la Vicepresidencia del Estado, oficialistas y dirigentes de organizaciones sociales expresaron su reconocimiento a la intensa actividad política de ‘Huracán’ Ramírez en defensa de los recursos naturales, la democracia y la soberanía del país.

También destacaron la noble tarea realizada por Willy Flores en la transmisión de la cultura en la ciudad de El Alto, a través de su Centro Cultural Albor, incentivando a los estudiantes a la poesía, la declamación y al teatro desde 1997.

“Fueron dos personas extraordinarias y nosotros debemos reconocer todo su trabajo y trayectoria por el gran trabajo realizado en nuestro país. ‘Huracán’ fue alguien que conoció bastante la clase obrera, los mineros que reflejaron la unidad del pueblo en la lucha. Willy Flores reflejó el arte, la cultura y la profundización del trabajo con jóvenes para que conozcan su identidad cultural y sus raíces”, dijo la jefa nacional del MAS, Estefanía Morales.

El acto contó con la presencia de asambleístas de la Cámara Baja, de los movimientos sociales, de dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), miembros del Centro Cultural Albor, el hijo de Ramírez, y la esposa e hijo de Flores.

Tanto Flores como Ramírez fueron perseguidos durante el régimen de facto de Jeanine Añez.