El penal de Palmasola, en Santa Cruz, es uno de los más sobrepoblados del país. (Foto: Archivo)

Rolivia

El decreto presidencial, emitido por la expresidenta Jeanine Añez, no cumplió con su objetivo de descongestionar las cárceles y sobre todo evitar la propagación del coronavirus, debido a que de una proyección de 3.000 y hasta 5.000 beneficiarios sólo se alcanzó a algo más de 900; por ello la necesidad de hacer ajustes que beneficien a una mayor cantidad de reclusos.

“Es una actualización del decreto que está vigente porque no hubo buenos resultados. La cantidad de beneficiarios es mínima debido a las restricciones de los procedimientos, las cuestiones médicas. Entonces, muchos privados de libertad no se beneficiaron, y esto queremos cambiar”, adelantó el viceministro de Régimen Interior, Emilio Rodas.

Inicialmente se planea ampliar el número de delitos que pueden ser considerados para obtener el indulto y la amnistía, además de bajar la edad de los beneficiarios hasta los 45 años, puesto que en la actualidad sólo se toma en cuenta a personas mayores de 58 años; y en el caso de las mujeres, 57 y 55 años, dependiendo si es que las internas tienen hijos.

“Es el tema de los delitos lo que estamos discutiendo. Pero aclaramos que no serán beneficiados quienes estén relacionados con delitos sexuales o crímenes de alta gravedad, entre otros”, manifestó la autoridad.

El Gobierno prevé que antes del 25 de diciembre anunciará en detalle las modificaciones del decreto para ampliar la cobertura y se estima que los primeros días de 2021 entrará en vigencia la norma.

En esta gestión se comprobó que los reclusos no han podido armar las carpetas con la documentación requerida porque el alcance era mínimo; y con respecto al Covid se les pidió muchas pruebas, la mayoría de ellas muy elevadas en cuanto a su precio, para descartar que no se habían contagiado con esta enfermedad.

Problemas con la amnistía

Una de las falencias que se evidenció con el actual decreto es que, en el caso de la amnistía, casi el 70% que se benefició fue gente que está afuera de los penales, con alguna medida sustitutiva; en tanto que quienes cumplen su encierro no pudieron completar los trámites.

El viceministro Rodas remarcó la importancia de ayudar a la mayor cantidad de gente.