DEP 23 - FOTO 1 - ROMINA

La Paz / Julio Cèspedes

Romina es una de las mejores canasteras del país. Salió campeona de la última Libobásquet con Carl A-Z. Ya jugó en el país ibérico, pero ahora se le abre otra puerta.

¿Qué evaluación hace de la Libobásquet femenina de 2019?

Cada año la Libobásquet va creciendo, aunque este año por los problemas políticos y sociales en el país el campeonato se vio afectado porque tuvo que parar más de un mes y eso provocó que Alemán de Oruro abandone el torneo y que los refuerzos extranjeros de los equipos de Santa Cruz, Quillacollo y Tarija se vayan. De lo competitivo que estaba bajó un poco el nivel.

Pese a esa situación el campeonato estuvo bien. Los clubes hicieron el esfuerzo de contratar jugadoras y entrenadores extranjeros, que dejan enseñanzas, porque afuera el básquetbol es más estudiado y hasta científico.

¿Cómo se siente con el título logrado con Carl A-Z?

Muy feliz y bendecida, porque es mi primer título en la Libobásquet. La primera vez que jugué fue con Alemán y fuimos subcampeonas; la segunda fue con San Simón de Cochabamba, que se retiró a medio torneo; y esta vez con Carl A-Z fue la tercera y salimos campeonas.

¿Qué destaca del equipo?

Alcanzamos un gran nivel de juego, hasta llegar a ser invencibles, porque fuimos campeonas invictas.

Conformamos el equipo cuatro jugadoras de la Selección nacional y dos refuerzos estadounidenses, cada una fue la mejor en su puesto de la Liga y juntas hicimos un buen juego de conjunto.

Al principio sentí miedo de jugar en Carl A-Z, porque antes estaba en el equipo rival, Alemán. Pero el trato que recibí en Carl A-Z fue muy bueno por parte del presidente del club, Mauro Ramallo, y las condiciones que tuvimos fueron excelentes, cancha propia para entrenamiento, gimnasio, fisioterapeutas y médicos. Me sentí cómoda, contenta y valorada.

¿Cómo fue su experiencia en España?

Jugué allá entre octubre de 2018 y septiembre de este año. Primero estuve en el club AE Boet Mataró, de la ciudad de Mataró, a media hora de Barcelona. Jugamos en la Liga 2 (Segunda División) y logramos mantenernos en la categoría.

Después jugué en el Nou Básquet, de la Comunidad Valenciana, en la Liga de Ascenso (Tercera División). Llegamos a jugar por el ascenso con un equipo de Madrid, pero no lo conseguimos. 

¿Cómo le fue en lo personal?

Bien, aunque fue bastante duro por el cambio de juego; acá el baloncesto es libre y en España es muy estudiado y exigente en lo físico, técnico y táctico, pero aprendí mucho y mejoré.

Hubo momentos en los que decía que no iba a poder, pero fue más mi pasión por este deporte que hizo que pueda.

¿Hay perspectivas de volver?

Sí, hay un equipo de la Liga 1 (Primera División), del noreste de España, que se interesó en mí. Viajaré el 10 de enero para negociar el contrato.

Dato

Romina Rodríguez Torrelio nació en Oruro (27 años). Es campeona nacional de básquetbol con el club Carl A-Z, jugó en España e integra la Selección.