El grupo de amigos del dirigente Marcos Rodríguez muestran su solidaridad. (Foto BD)

La Paz / Bolivia Deportes

El grupo de amigos Los Caras de Pau (Los Caraduras), del que forma parte el vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Marcos Rodríguez, entregó en los últimos días más de 500 canastas familiares a las personas de escasos recursos en el centro y la periferia de la ciudad de Cobija.

El emprendimiento solidario del grupo y la familia Rodríguez no tiene otro objetivo que ayudar a la gente humilde que, por la cuarentena del coronavirus, ha dejado de ganar el sustento diario.

“Somos un grupo de amigos que nos dedicamos a ayudar a personas de escasos recursos, sin afanes políticos ni figuración, como lo hemos hecho desde hace cinco años. En la navidad 2019 entregamos 3.000 regalos y algunas golosinas a niños que no tienen condiciones. Y cada inicio de año compramos material escolar y distribuimos kids con cuadernos, lápices, bolígrafos y otros útiles, que son importantes para el estudio”, indicó.

Aseguró que en Pando hay mucha gente con necesidades porque no hay empresas privadas y públicas grandes que puedan ofrecer fuentes de trabajo y la mayoría se dedica al comercio ambulante. “La ayuda que viene del Estado se reparte entre unos cuantos afines al Gobierno de turno, y lo de la Alcaldía y Gobernación va a sus partidarios, no llega al que necesita”, subrayó.

Detalló que la canasta familiar contiene arroz, azúcar, aceite, fréjol, harina, fideo y cereales.

A los pocos días de declararse la cuarentena total en el país, Rodríguez fue objeto de una denuncia, que él la calificó de “política”. “Pensaron que nos iban arruinar, pero ocurrió lo contrario, las personas nos apoyan y nos reciben con los brazos abiertos donde vamos, eso nos reconforta. Ha sido un mal momento, nos dolió, pero en la familia estamos con la frente en alto y vamos a seguir con la misión de ayudar a los más necesitados”, enfatizó.

Considerando que esta situación se va a extender, anunció que mañana se reunirán a través de una videoconferencia los integrantes de Los Cara de Pau para iniciar una nueva campaña de recolección de víveres para ayudar a la gente pobre.

En cuanto al fútbol, dijo que todos los actores sufren por el paro, pero “es necesario para cuidar la salud de todos”.

Pidió a los jugadores aceptar la propuesta de los clubes porque no hay de dónde sacar dinero, los dirigentes harán esfuerzos personales para cumplir con el pago de sueldos, “si renuncian no habrá quién les pague y los futbolistas se quedarán sin nada, peleando en los tribunales que demanda tiempo y dinero”.