La presidenta constitucional de Bolivia, Jeanine Áñez, exhortó ayer a las víctimas de violencia doméstica y machista a denunciar estos hechos y no quedarse calladas, esto frente a las crecientes cifras de casos que se presentan durante la cuarentena total que se cumple para evitar la propagación del coronavirus.

Las mujeres, niños, niñas y adolescentes han sido las víctimas silenciosas de hechos que no pueden quedar impunes, desde gritos, golpes, violaciones, hasta la muerte.

Para evitar estos hechos se habilitó la línea gratuita 800-14-0348 destinada a la atención específica y oportuna de estos casos.

«Es mi compromiso ayudar a todas las mujeres que estén sufriendo cualquier tipo de violencia. Estamos para apoyarte y protegerte», escribió en su cuenta de Twitter la Jefa de Estado y acompañó ese mensaje con un video en el que manifestó su apoyo a las víctimas de esos delitos.

La Mandataria aseguró que se aplicará todo el peso de la ley contra quienes cometen violencia.

Asimismo, dijo a las mujeres que «ahora más que nunca hay que cuidarnos entre todas» y la única manera de erradicar la violencia «es rompiendo el silencio» y denunciando a los agresores.

Entonces, la tarea queda en cada uno de los ciudadanos que no solo pueden ser víctimas de este flagelo, sino que pueden ser testigos de actos que van contra los derechos más básicos de las personas.

Actuar frente a esto es una responsabilidad que tenemos que asumir todos como sociedad, con un compromiso decidido para evitar que las cifras se sigan incrementando.

LinkedIn