• Angela Marquez/

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, informó ayer que en la audiencia de conciliación que se llevó a cabo el miércoles en la tarde, el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, aceptó que difamó a la autoridad.

El titular de esa cartera de Estado indicó que, en ejercicio de su derecho constitucional de acceso a la justicia, interpuso una acción penal de orden privativo en contra del líder cívico por los hechos suscitados en septiembre de 2021 durante la efeméride del departamento cruceño.

“Producto de esta acción judicial, ayer (miércoles), en audiencia y ante la autoridad judicial el señor Calvo aceptó la comisión de los delitos demandados y manifestó su voluntad de retractarse, por haber calumniado a mi persona”, escribió en sus redes sociales.

El año pasado, durante los actos protocolares por el aniversario de Santa Cruz, se impidió izar la wiphala. Sin embargo, el entonces presidente en ejercicio, David Choquehuanca, pudo levantar el símbolo, pero fue retirado inmediatamente del mástil porque comenzaron a presentarse sucesos bochornosos, pues algunas personas rechazaron la bandera. 

Al respecto, el cívico cruceño dijo: “El ministro Del Castillo saca de su bolsillo doblada y maltrecha una wiphala, que se la entrega al vicepresidente (Choquehuanca), mismo que posteriormente procede a izarla”. Dicha declaración fue negada y rechazada por la autoridad aludida.

“Con mentiras, artimañas y mala fe difamó y calumnió a mi persona, sobre hechos relacionados a la iza de nuestra wiphala en actos conmemorativos al aniversario de Santa Cruz”, escribió Del Castillo.

Agregó que la retractación a la que se comprometió Calvo aún no se hace efectiva.

“Decirle al pueblo boliviano que la defensa de nuestra wiphala como símbolo patrio y como símbolo de resistencia es irrenunciable”, resaltó.

El Ministro de Gobierno, en sus redes sociales, también negó el titular del periódico El Deber, el cual indica que se habría conciliado con el líder cívico y que el proceso estaría extinto, por lo que pidió a los medios de prensa que se manejen dentro de los códigos deontológicos más básicos en el ejercicio del periodismo.