Redacción central – Edición impresa

El embajador de Rusia en Bolivia, Vladimir Sprinchan, informó ayer que una comisión de la empresa estatal Rosatom llegará al país el 10 de diciembre para evaluar el avance de las obras del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN) que se construye en el Distrito 8 de la ciudad de El Alto.

El anuncio fue realizado luego de una reunión que sostuvo con el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, en la que se trató el avance de esta iniciativa que pretende otorgar servicios relacionados con el desarrollo tecnológico, principalmente para mejorar la detección temprana del cáncer.  

“En próximos días va a llegar a Bolivia una representación de alto nivel de la empresa rusa estatal Rosatom, que es una agencia nuclear rusa, y va a venir a realizar una inspección de los avances de obra que tiene el Instituto de Medicina Nuclear, además para continuar con el trabajo”, manifestó Sprinchan tras la reunión.

De acuerdo con el diplomático ruso, la construcción de la obra se encuentra dentro del cronograma proyectado con las exautoridades bolivianas al momento de la firma del contrato, y observó que el cronograma tiene que coincidir con la construcción del hospital de medicina nuclear que el Gobierno proyectó.

“Es un centro científico muy importante porque su mayor valor es la industrialización de isótopos para medicina nuclear a fin de prevenir y diagnosticar enfermedades de cáncer, y me parece que para Bolivia es muy importante ese aspecto”, agregó la autoridad.