El director del Sedes paceño, Rene Sahonero. (Foto: Ministerio de Salud)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

“Están perdiendo el tiempo, no se debería fijar una fecha para llevar adelante las elecciones hasta no tener la seguridad de que se controló el número de infectados con coronavirus, estamos en pleno ascenso y esto durará unos seis meses, en los cuales hay que manejar un equilibrio y evitar como sea la aglomeración de gente”, dijo el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), René Sahonero.

La opinión fue vertida después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció para el 6 de septiembre la posible fecha para las elecciones presidenciales 2020.

“No podemos permitir la aglomeración de personas”, insistió.

Agregó que solo en el departamento de La Paz y El Alto, la curva más alta se registrará recién en julio, ya que el ascenso de infectados por COVID-19 está comenzando.

“Talvez este fin de semana se duplique el número de casos que actualmente tenemos en La Paz y lleguemos más o menos a los 1.000. Esperemos no llegar a los 5.000 para fines de mes porque ahí sí nos costará controlar”, dijo.

La autoridad de salud manifestó también que en las últimas horas se duplicó el número de pruebas.

“Estábamos con un promedio de entre 150 y 200, pero ayer (martes) se hicieron 400 pruebas de COVID-19”, señaló.

Acerca de la propuesta planteada por el alcalde de La Paz, Luis Revilla, en sentido de que el Gobierno Municipal tome el control de la pandemia el fin de semana, posición evaluada también por el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Sahonero dijo que es una posición acertada porque de alguna manera se estaría cortando el ciclo de contagio.

“Sabemos que el aislamiento nos ha dado muy buen resultado en La Paz, por eso hemos mantenido el número de casos más bajo en todo el país”, aseguró.