SOC Agramont

 

Redacción central – Edición impresa

El responsable del programa de Zoonosis del Ministerio de Salud, Freddy Lizón, descartó ayer que existieran más personas infectadas con arenavirus y confirmó que en diciembre se presentó un caso.

“El caso que tuvimos en diciembre fue internado en primera instancia en el Hospital del Norte y luego fue trasladado al Hospital Agramont.

Este es el último confirmado con arenavirus, después de esto no tenemos ningún otro sospechoso”, explicó.

Lizón informó que el paciente más reciente, de 46 años, está fuera de peligro, pues salió de cuidados intensivos, “pero se le hace un seguimiento porque (padece) una enfermedad altamente infecciosa”, agregó.

El gerente de salud del Hospital Agramont, Gabriel Rada, explicó que el paciente está fuera de peligro, y aunque salió de terapia intensiva aún se encuentra en aislamiento.

“La evolución es favorable, pero continuamos con las medidas de aislamiento de bioseguridad para mantener y controlar la enfermedad”, aseguró Rada.

La víctima se dedica a la siembre y cosecha de arroz, proviene de la comunidad Villa Litoral, de Alto Beni, y se encuentra internado en el hospital alteño desde el 12 de diciembre.

En Bolivia ya se reportaron cinco casos confirmados de arenavirus, de los cuales tres perdieron la vida.