Foto: Ministerio de Salud

Ahora EL PUEBLO digital /

El Ministerio de Salud y Deportes, a través de la Dirección General de Medicina Tradicional, otorgó este miércoles mediante el proyecto ‘Parteras de Mi Tierra: Saberes que Renacen’ reconocimientos a la labor y trayectoria de 35 parteras y parteros que durante la pandemia del Covid-19 trajeron vidas de manera anónima y silenciosa ante el colapso de los hospitales en el departamento de La Paz. 

“Durante el tiempo del golpismo (en 2019) los sistemas de salud estaban totalmente vulnerados en Bolivia (…) muchas hermanas no tenían dónde atenderse durante el parto, pero gracias a ustedes, a la medicina tradicional, defendimos nuestros derechos. Durante siglos cuando no había médicos —ustedes— estuvieron ahí”, destacó la directora general de Medicina Tradicional, Vivian Camacho.    

En el acto público realizado en la ciudad de El Alto, Camacho explicó que el reconocimiento ‘Parteras de mi tierra: Saberes que renacen’ es un merecido premio que reivindica y revaloriza los saberes ancestrales en salud de los pueblos originarios del país, según un boletín institucional.

Indicó que esa iniciativa de revalorización recobra importancia porque en Bolivia existen alrededor de 18.000 comunidades indígenas originarias campesinas, donde cada una de ellas posee un representante de salud, muchas veces un experto en el manejo de la medicina tradicional, incluyendo el trabajo de partería.

El presidente del Consejo Nacional de Medicina Tradicional Boliviana (Conametrab), Ángel Huaycho, enfatizó que las parteras cumplen un servicio a la sociedad que muchas veces no es reconocido y que está enmarcado en el concepto de los pueblos originarios del vivir bien.

“Nuestras parteras y parteros tradicionales cumplen un rol fundamental antes y después del parto con su asistencia en el control y cuidado sobre todo en las comunidades alejadas donde no contamos con un hospital”, señaló.

linkedin