Fotografía de personas en la Amazonía. (Foto: EFE)

ABI

Una vez que llegue al país la vacuna contra el coronavirus COVID-19, el Gobierno prevé distribuirla, con prioridad, entre los grupos más vulnerables: mayores de 60 años, personas con enfermedades de base y en las etnias de la Amazonía boliviana, donde no hay atención inmediata para tratar la enfermedad

El director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, explicó este domingo que la vacuna aún es trabajada por los países desarrollados y que una vez se la tenga, Bolivia será uno de los primeros países en adquirirla.

«Lo que vamos a hacer y lo están haciendo en el mundo entero es priorizar grupos vulnerables (…), pero los que fallecen más son las personas mayores de 60 años, las personas que tienen diabetes, hipertensión y otras enfermedades como asma (…) Esas personas van a recibir, también población de nuestras etnias aisladas de la Amazonía va ser beneficiada con el inicio de la vacuna», precisó  Prieto.

Para que las personas de la tercera edad no contraigan el virus, la autoridad recomendó que ese grupo etario no salga de sus hogares y que sus familiares, cumplan las medidas de bioseguridad para evitar los contagios, que pueden derivar en situaciones críticas y fallecimientos.

En el caso de las mujeres embarazadas, indicó que todavía no se tiene establecido si la vacuna tiene algunas contraindicaciones para los meses de gestación, pero para evitar algún problema es mejor evitar su administración durante los primeros meses de embarazo.

La vacuna denominada ChAdOx1 nCoV-19, que elabora la Universidad de Oxford, es la que estaría más avanzada entre otras que se encuentran en desarrollo, y se comprobó que las personas que recibieron el fármaco, llegaron a generar anticuerpos.

El 17 de julio, el Gobierno anunció que Bolivia será uno de los primeros países en beneficiarse con la vacuna, que será distribuida entre la población más vulnerable, de manera gratuita, en el marco del Programa Ampliado de Inmunización (PAI).