El material de bioseguridad fue fabricado por productores chuquisaqueños.

Bolivia Digital

El empresario Samuel Doria Medina donó 1.000 máscaras de protección ocular a distintas instituciones de la ciudad de Sucre. Doria Medina destacó que este material de bioseguridad ha sido producido por productores chuquisaqueños, que así van girando sus actividades para adaptarlas a la situación creada por la epidemia del coronavirus.

Samuel reiteró que su objetivo es impulsar a los pequeños productores a que adapten su demanda a las necesidades actuales. Esta es, entre otras, una forma de enfrentar las graves secuelas económicas que tendrá la emergencia actual.

“Son implementos destinados a proteger a quienes no se encuentran en contacto directo con los pacientes, pero que trabajan en hospitales o en trabajos de necesidad social, como el policial y el periodístico”, señaló.

El acto de donación fue en el hospital Santa Bárbara, y contó con la presencia de los ejecutivos de las instituciones a las que están destinadas las máscaras.

“350 de ellas se entregarán al hospital San Pedro Claver, 300 al hospital Santa Bárbara, 200 se donarán a la Policía, 50 al Sindicato de la Prensa de Sucre, y 100 al Centro Médico de Poconas, entre otros sitios”, señaló Samuel en palabras de circunstancias en este acto.

Desde los primeros días de la epidemia, Doria Medina está trabajando para conectar a los productores nacionales con las necesidades médicas e higiénicas del país en este momento. “No podemos dejar todo en manos del Estado. La crisis es muy compleja para eso. Todos los que podemos hacer algún aporte tenemos el deber de hacerlo”, explicó.