IMG-20180320-WA0000

Días atrás, la población de San Antonio de Lomerío, distante a 231 km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, celebró sus fiestas e importantes avances para su desarrollo. Sus habitantes pertenecen a la nación Monkoxi de Lomerío, la cual mantiene su esencia y conserva sus propias creencias y prácticas espirituales, que son parte de la cosmovisión monkoxi, las mismas que coexisten con otras creencias. Entre los artículos que tienen como nación están: el Gobierno Autónomo Monkoxi de Lomerío, que respeta y garantiza las prácticas espirituales y rituales de la cosmovisión de la nación monkoxi, así como la libertad de culto de toda la población.
Todo en la naturaleza tiene un amo o dueño llamado “Jichi”, quien interviene en la relación entre el ser humano y la naturaleza. Para la nación monkoxi existen lugares que son mágico-encantadores donde habita el dueño de cada elemento de la naturaleza, su función es cuidar de cada especie sobre la tierra para que no se extermine, proteger y normar su uso, cuidando que los humanos no hagan un mal uso de ellos.
Existen amos protectores para todos los bienes naturales comunes que hay en el territorio: flora (monte), fauna (caza y pesca), agua, minerales, tierra (chacos): NixhiTuxi, amo del agua de los puquios; NixhiYirityuxi, amo del cerro; NixhiNiunxi, amo del monte; Nixhi Taxi, amo de la lluvia; NixhiXhoense, amo de la pampa; NixhiTobixhi, amo de la noche; Choborese, diablo; y Nubarixhituxi, angelitos que anuncian la lluvia o sequía.