Médicos en Warnes durante una manifestación. (Foto: El Día)

Bolivia Digital

Un médico que trabaja en un centro hospitalario del municipio de Warnes, Santa Cruz, dio positivo al coronavirus; actualmente, el galeno guarda aislamiento en su domicilio, en el municipio de Montero. Asimismo, se tomarán muestras a otro personal sospechoso para descartar o confirmar el contagio, informó el gerente de la red de salud de Warnes, Miguel Palacios.

Los profesionales de la salud que durante dos semanas cumplieron sus horarios, guardias y rotación en su fuente de trabajo, junto a otros médicos y personal hospitalario, acatan el protocolo de bioseguridad y aislamiento.

“Anoche me comuniqué con él, la fiebre había desaparecido, disminuyó la tos y mejoraron los problemas respiratorios, se ve que tiene una evolución favorable” informó Palacios.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoategui, expresó su preocupación por esta situación y anunció que exigirán medidas de bioseguridad.

“Ahora nosotros exigiremos a las autoridades que se dote del material de bioseguridad, que sea el adecuado y además de eso el suficiente con el que debe contar cada centro de atención para los pacientes, ya sea de coronavirus o no, de esa manera garantizaremos que nuestro colega, que nuestros profesionales de salud tengan material de bioseguridad adecuado”, afirmó Anzoátegui.
Hasta el momento no se determinó el origen del contagio, ya que el galeno vive en Montero y también realiza viajes a Yapacaní.

La falta de material de bioseguridad para la protección de los médicos del país en la atención a pacientes con coronavirus ocasionó ayer la renuncia del director del hospital Japonés, Víctor Hugo Zambrana.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, informó hoy en la mañana que se entregaron equipos de bioseguridad en el país para evitar la propagación del coronavirus.

El material consiste en botas, guantes quirúrgicos y descartables, además de barbijos especiales.

«Sabemos que no es suficiente, pero el Gobierno está invirtiendo en la importación de un número considerable de equipos de bioseguridad para sostener por más tiempo las necesidades en los centros médicos», explicó a través de un boletín institucional.

La primera entrega se realiza mediante responsabilidad compartida con los gobiernos municipales y departamentales, consiste en 117.500 barbijos, 187.900 guantes descartables, 72.650 guantes quirúrgicos estériles, 7.500 barbijos N9 y 28.400 botas desechables.