gob sc

 

Gabriela Ramos / Bolivia Digital

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, anunció que equiparán al menos 500 camas adicionales de terapia intensiva ante el inminente ingreso a la etapa de contagio comunitario por la pandemia del coronavirus, que en Bolivia ya registró 27 infectados. 

“Pretendemos ampliar los equipos de atención para los afectados por el virus. Se incorporarán 500 camas adicionales de terapia intensiva”, detalló la autoridad departamental en una conferencia de prensa. 

Costas detalló que el operativo, destinado a fortalecer la infraestructura hospitalaria en Santa Cruz, es coordinado con el Gobierno nacional y los municipios. 

Santa Cruz es el departamento más afectado por el COVID-19, ya que de los 27 casos diagnosticados a nivel nacional, 15 se registraron en esa región. Entre los pacientes hay quienes llegaron de países de Europa con la enfermedad y contagiaron a sus contactos cercanos. 

El departamento cruceño cuenta actualmente con 213 camas en la unidad de terapia intensiva en hospitales públicos, privados y de seguridad social. 

La autoridad afirmó que el equipamiento de camas para terapia intensiva se aplica porque “ya estamos ingresando a una fase de contagio local, contagio comunitario. (…) Hemos entrado ya a la curva ascendente del virus”. 

Apoyo empresarial 
La autoridad destacó el apoyo brindado por el empresariado cruceño, que puso a disposición de la Gobernación las instalaciones de la Fexpocruz. Costas indicó que prevé instalar un campamento sanitario. 

Ponderó que el sector empresarial también coadyuvó con la donación de insumos médicos, como ser respiradores manuales, barbijos y otros artículos necesarios para la atención de enfermos.