El secretario departamental de Gobierno, Vladimir Peña. (Foto: Gobernación Santa Cruz)

Bolivia Digital

La Gobernación de Santa Cruz se pronunció este miércoles sobre la confiscación de recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). El secretario departamental de Gobierno, Vladimir Peña, exigió que la ley para devolver el 12% de ese impuesto a alcaldías, gobernaciones y universidades, que se debate en la Asamblea Legislativa, incluya una reposición permanente de estos recursos, no solo durante la emergencia sanitaria por el coronavirus.

La autoridades cruceñas calculan que la confiscación que sufrió esa región asciende a $us 240 millones.

“Se pretende hacer una ley que solo suspenda la confiscación por estos meses, cuando todos sabemos que los precios de hidrocarburos están por los suelos. Lo que necesitan las alcaldías y gobernaciones es tener los recursos necesarios para salud”, señaló Peña, quien afirmó que el proyecto pretende consolidar la confiscación en términos “no beneficiosos”.

Mientras la propuesta se debatía en el Legislativo, de forma paralela, 55 de los 56 municipios de Santa Cruz protagonizaron el segundo día de bloqueos para exigir más recursos a la Gobernación para atender la emergencia sanitaria y otras necesidades regionales.

 En total, se instalaron 30 puntos de protesta, además que en los municipios de Yapacaní y Minero se activaron huelgas de hambre.

El presidente del Concejo Municipal de La Guardia, Ronald Figueroa, advirtió que si continúa la confiscación de recursos a las alcaldías, esas entidades se se verán obligadas a retirar al 50% de su personal para destinar esos recursos al área de salud.

Pasado el mediodía, la ministra de Comunicación, Isabel Fernández, aseguró que las gobernaciones y alcaldías registraron una baja ejecución presupuestaria, hasta el 22 de mayo de este añ. La autoridad emitió esa crítica en momentos que distintos municipios del país, además de Santa Cruz, iniciaron movilizaciones en demanda de mayor presupuesto para atender la emergencia sanitaria.