La saturación del cementerio municipal habilitado en Santa Cruz, la más afectada por el Covid-19, para enterrar a los fallecidos por esa enfermedad obligó a disponer de un segundo camposanto y a preparar un tercero para esos sepelios. (Foto: EFE)

ABI

El departamento de Santa Cruz alcanzó el martes los 1.000 fallecidos por COVID-19, tras sumar 33 decesos este martes, informó el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos.

«Hoy no es un día de buenas noticias, con pesar comunicamos que llegamos a una mala cifra que es difícil de digerir, porque ya son 1.000 los fallecidos (por COVID-19) en el departamento de Santa Cruz, son 1.000 los cruceños y bolivianos que han dejado un vacío en el hogar», lamentó Ríos.

Si bien son cifras duras, añadió que esto los compromete más en la lucha contra la pandemia y a redoblar los esfuerzos en la primera línea, «pero también a exigir a los sectores sociales y políticos, que no atenten contra la vida».

Además de los 33 fallecidos, se confirmaron 431 nuevos casos de COVID-19 y 230 recuperados, con lo que el total de infectados en el departamento asciende a 33.084.