Los casos en Santa Cruz sobrepasaron el centenar en un día. (Infografía: Gobernación de Santa Cruz)

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El secretario de Salud del departamento de Santa Cruz, Óscar Urenda, informó que este sábado se registraron 113 nuevos casos de coronavirus en esa región y que cuatro pacientes fallecieron.

Con esta cifra, Santa Cruz acumula 806 casos, 38 decesos y 64 personas recuperadas. De acuerdo con el reporte que ofreció la autoridad departamental, 20 pacientes con COVID-19 continúan en terapia intensiva.

Los casos positivos se reportaron en el municipio de La Guardia (tres), 61 en Montero, 46 en Santa Cruz de la Sierra, uno en Santa Rosa del Sara y dos en Mineros.

Pese a que estos datos configuran el pico más alto de la enfermedad hasta el momento en ese departamento, Urenda aclaró que “es muy probable que sea el acumulado de laboratorio porque son muestras tomadas desde el 27 (de abril), así que no debemos alarmarnos, vamos a ver el seguimiento en los próximos días”.

Sin embargo, la autoridad afirmó que estas cifras muestran que la cantidad de casos están subiendo y llamó a la población a extremar las medidas de cuidado contra el coronavirus con el lavado constante de manos, aislamiento social y el uso de barbijos.

De acuerdo con el reporte epidemiológico, en el departamento cruceño aún tienen 130 casos sospechosos y se identificaron 1.883 contactos directos, los cuales serán monitorizados y se les tomará la prueba diagnóstica para confirmar o descartar un posible contagio. También se registraron 2.355 casos descartados.

Cabe recordar que en un mensaje a la población que emitió el gobernador Rubén Costas se anunció que la proyección de casos de coronavirus en la región se elevó a los 4.029, explicó el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos.

En el mensaje, Costas anunció un plan de fortalecimiento del sistema de salud cruceño para encarar la pandemia, pues anunció que con probabilidad el brote tenga una segunda y tercera fase de propagación.

Por ello, destacó la implementación de más unidades de terapia intensiva para atender a los posibles 189 pacientes críticos que puedan presentarse producto de la enfermedad, siempre de acuerdo con las proyecciones hechas por la Gobernación.