Por: Gabriel Campero Nava /

Los medios de comunicación privados dieron cobertura a los trabajadores de AASANA, que  denunciaron que el gobierno no tenía NADA de SOCIALISTA ya que no defendió en nada a los trabajadores de dicha entidad, misma que fue reemplazada por la recién creada  NAABOL(Navegación Aeronáutica Boliviana).

Claro, lo que no menciona el entrevistado es que el fin en el Socialismo no consiste en  volver millonarios a costa del estado a un “ grupo selecto” de trabajadores, en una entidad en la cual existía nepotismo y exorbitantes pagos por horas extras (en periodos de pandemia cuando no habían vuelos), pero más allá de eso, es curiosa la reacción de los medios y de ciertos analistas, que acusan al gobierno de no cumplir  su “rol socialista”, cuando una semana atrás se desgarraban las vestiduras cuando el ejecutivo de la COB amenazaba con expropiar empresas en Santa Cruz que sigan promoviendo la desestabilización del país.

Después de muchos años de Gobierno con el Proceso de Cambio, en aquellas declaraciones del ejecutivo de la COB escuche lo más cercano a la visión socialista, pero una de las cosas que más me sorprendió, fue leer a algunos compañeros, que criticaban duramente a Huarachi y siendo objetivos, siempre hemos criticado la tibieza de algunas organizaciones sociales, pero en esta ocasión fue algo que generó controversia en oposición y oficialismo , olvidando que lo que somos es un MOVIMIENTO AL SOCIALISMO.

Los medios y algunos pseudo analistas se dedicaron la semana pasada a hacer escarnio del ejecutivo y también del  gobierno por lo sucedido con AASANA, pero que poco hemos escuchado de los 800 ítems fantasmas y sobre las duras sanciones que recibirán  los delincuentes que cometieron ese ilícito en Santa Cruz, también se ha escuchado sobre el incremento de los casos de covid en dicha ciudad, mientras su Gobernador se dedica a ir a realizar una gira nacional de campaña para desestabilizar el país bajo pretexto de “socializar federalismo” y además de cómo estos medios y  analistas  distorsionaron las protestas ante la llegada de dicho sujeto a Tarija, señalando que fueron MASISTAS, cuando en realidad fue la población.

Estos falsos ídolos (gobernador, ex autoridades y comité cívico) tienen suficientes delitos para ser juzgados mediáticamente e incluso penalmente, bajo los siguientes cargos: evasión de impuestos, dinero en paraísos fiscales, ítems fantasmas, racismo, sueldos millonarios sin trabajar, creación y financiamiento de grupos irregulares; pero gozan de la protección y apoyo de los medios y mientras esto continúe, poco o nada cambiará la visión de la población cruceña sobre estos delincuentes.

Conclusión: Que terribles son los medios de comunicación y pseudo analistas…  expertos en destruir a un dirigente por expresar su posición de clase al pedir tomar los medios de producción, pero ineptos en denunciar la corrupción de autoridades ,  ex autoridades  y  del comité cívico en Santa Cruz. (Gabriel Campero Nava es ingeniero industrial)

linkedin