Redacción central – Edición impresa

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, informó que la normalidad de las actividades se va restableciendo en ocho de los nueve departamentos y que queda pendiente una movilización y bloqueo en la región del Chapare, Cochabamba.

“Al momento tenemos un reporte de transitabilidad total en La Paz y El Alto (…) En realidad, el diagnóstico es muy alentador ya que se levantó (el bloqueo) en Ventilla, la conexión Oruro-Potosí; por tanto, esa carretera está habilitada, eso quiere decir que se va a generar el transporte interdepartamental sin ningún problema”, dijo en conferencia de prensa.

Detalló que las vías interdepartamentales se encuentran expeditas y queda pendiente un tramo en el trópico de Cochabamba, donde aún permanecen las fuerzas del orden en ambas rutas, tanto en Yapacaní como en la ruta antigua que va a los valles cruceños.

Los departamentos menos afectados por los bloqueos fueron Santa Cruz, Beni y Pando, donde “se mantuvo la cordura”, aseveró Santamaría.

Con el restablecimiento de la circulación en las carreteras del país, el abastecimiento de alimentos no deberá demorar mucho tiempo, por lo que se garantiza que los mercados de las ciudades pronto contarán con todos los insumos y los precios volverán a la normalidad, precisó la autoridad, tras un acto realizado en la Cámara Nacional de Comercio, que le hizo un reconocimiento por su labor pacificadora.