Jugadores de Santos celebran el triunfo que les dio la clasificación a la final, ante la desazón de los de Boca. (Foto: RRSS)

Sao Paulo / Infobae y Agencias

Boca perdió sin atenuantes 3-0 frente al Santos en Brasil y se despidió en las semifinales de la Copa Libertadores. Pituca (15’), Soteldo (49’) y Lucas Braga (51’) convirtieron para el Peixe, que ahora disputará la final del certamen ante Palmeiras este sábado 30 en el estadio Maracaná. El árbitro fue el colombiano Wilmar Roldán, quien expulsó de manera correcta a Frank Fabra tras un pisotón sobre Marinho a los 10’ST.

Los primeros 45 minutos fueron parejos. Santos tuvo un inicio muy bueno, pero cuando hizo el gol se replegó y ahí comenzó a tener la pelota Boca. Sin embargo, el Xeneize no contó con las jugadas claras y poco pudo incomodar al arco bien custodiado por Joao Paulo.

En el complemento, continuó la poca reacción del equipo argentino, que tampoco tuvo en el banco los cambios esperados de parte de Russo y se despidió con una goleada.

Cuando aún no se había cumplido el primer minuto de juego, el conjunto local avisó por intermedio de Marinho, quien le robó la pelota a Fabra y remató cruzado. El palo ayudó al elenco visitante que se mostró llamativamente errático en los pases, siempre se dejó anticipar, y sin marca.

Boca cometió imprecisiones, el Pulpo González y Toto Salvio perdieron muchas pelotas que propiciaron buenos contragolpes del Santos. Y en uno de ellos, tras una gran jugada colectiva, Pituca anotó a los 15 minutos.

En el complemento, Russo apeló a dos cambios en busca de la reacción de Boca. Sin embargo se topó con todo lo contrario. Un equipo totalmente estático y sin reacción.

Para colmo de males, en sólo seis minutos, Santos marcó dos goles más con tantos de Soteldo y Lucas Braga y selló la victoria. A todo esto, a los 10’ Frank Fabra se fue expulsado por roja directa.