Uno de los uniformados durante la actividad acuática. (Foto: Armada)

Bolivia

La mañana de este domingo, un grupo de sargentos navales (23 varones y 11 mujeres) desafió a las gélidas aguas del lago Titicaca y cruzó nadando el Estrecho de Tiquina.

El desafío se realizó a 3.810 metros sobre el nivel del mar y los uniformados recorrieron 820 metros de distancia, desde la localidad de San Pablo de Tiquina hasta el Centro de Instrucción de Buceo en Altura (CIBA).

La actividad se llevó a cabo con el propósito de incrementar las capacidades, destrezas y habilidades acuáticas de los sargentos recién egresados de la Escuela de Sargentos de la Armada Boliviana, Promoción 2020.

“Luego de dos semanas de instrucción en piscina, los alumnos perfeccionaron las diferentes técnicas y estilos de natación (crol, over y pecho) y tuvieron el reto de realizar el cruce del Estrecho de Tiquina en un tiempo máximo de 40 minutos para posteriormente ingresar en una nueva fase de entrenamiento acuático. Aplicados todos los conocimientos adquiridos, serán acreedores del brevet de buceador básico militar”, indicó el capitán de Corbeta César Valdez, comandante del CIBA.

La actividad fue evaluada por personal del Cuarto Distrito Naval Titicaca, que hizo un seguimiento del desempeño de cada uno de los alumnos.

Los nuevos sargentos reciben instrucción en teoría en buceo, natación en aguas cerradas y abiertas, buceo práctico diurno y nocturno, habilidades de destreza subacuática y tiro naval, durante cinco semanas.

El CIBA, unidad élite de la Armada Boliviana, cuenta con personal altamente calificado para la instrucción del personal militar tanto de la institución naval como del Ejército y la Fuerza Aérea, brindando especialización y preparación física y mental para realizar inmersiones de hasta 50 metros.