Uno de los buzos durante la prueba. (Foto: Armada)

Redacción central / Bolivia

Luego de un periodo de exigencia de esfuerzo físico y mental, con resistencia al sueño, fatiga y al frío extremo, 19 damas y 40 varones sargentos iniciales de la Promoción 2020 de la Armada Boliviana concluyeron con éxito el III Curso de Buceo Básico Militar desarrollado en el lago Titicaca.

Los egresados recibieron el certificado de aprobación, brevets de buceador, además fueron reconocidos los estudiantes sargentos más destacados.

A una temperatura máxima de cuatro grados centígrados y a 3.810 metros sobre el nivel del mar, durante cinco semanas, 59 buceadores básicos recibieron instrucción en teoría en buceo, cruce a nado de 820 metros de distancia en el Estrecho de Tiquina, natación en aguas cerradas y abiertas, habilidades y destrezas subacuáticas, tiro naval, inmersiones a 10 metros de profundidad en el Lago Sagrado.

“Hoy se gradúan como buceadores básicos después de reunir todos los requisitos y pruebas que exige esta unidad con la finalidad de emplearlos cuando las profundidades de los espejos subacuáticos lo requieran”, manifestó el capitán de navío David López, jefe del Estado Mayor General Accidental de la Armada.

Desde su creación, el Centro de Instrucción de Buceo en Altura (CIBA) desarrolla cursos de buceo táctico militar, buceo de combate, buceo básico, auxiliares de buceo y buceo deportivo.

En varias gestiones, el CIBA graduó a más de un centenar de expertos buceadores, entre militares y civiles.