EFE – Edición impresa

Al menos seis manifestantes murieron y 158 resultaron heridos ayer en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en dos provincias del sur de Irak, lo que eleva a 340 el balance de víctimas mortales desde octubre, informó la Comisión Iraquí de Derechos Humanos.

El organismo, que es público e independiente, detalló en un comunicado que al menos tres personas murieron y otras 87 resultaron heridas en choques cerca del puerto de Um Qasr, el principal de Irak y ubicado en la provincia de Basora.

Por otro lado, la provincia de Di Qar registró otros tres fallecimientos y 71 personas con heridas de diversa consideración.

El miembro de esta entidad Ali al Bayati dijo que las movilizaciones que se concentran en el sur del país y la capital dejaron 340 muertos desde principios de octubre, cuando se iniciaron las protestas.

Además, detalló que actualmente los hospitales de Basora y Di Qar están pidiendo a los ciudadanos que donen sangre para poder lidiar con la elevada necesidad.